El aguinaldo de la Generalitat

La crisis económica lleva los problemas a todos los ámbitos. Mismamente a mi casa, cuando hace unos meses intenté aplicar un recorte del 5% a la paga mensual de mis hijas. Hicieron huelga y, a diferencia de doña Esperanza Aguirre con los profesores de secundaria, que no tiene que verlos en su casa a todas horas con la cara hasta los pies, me ví obligada a ceder a las reivindicaciones de los manifestantes. A veces se pierde, y otras también.

Escucho la radio cada día según conduzco hacia mis pueblos, y me pongo al día de todos los aspectos en los que nuestros políticos piensan hacer recortes para un ahorro imprescindible. Algunos superfluos y desmesurados, como los gastos de telefonía móvil que han regalado a sabe Dios quien durante los años en los que han atado a sus perros con longanizas. Otros no tanto, como la paga extra de Navidad que amenazan con robar a nuestros compañeros catalanes. Yo, que en cuestiones de macroeconomía soy ignorante, creía que el sueldo de un empleado, que es lo que somos, se establece de forma anual, en catorce pagas. Vaya, que la extra no es un aguinaldo como lo era la cesta más o menos cutre que muchos ayuntamientos y empresas públicas regalaban con el dinero de todos. Tampoco es la dádiva del patrón que espera con ello redimirse de la visita terrible del fantasma de las Navidades pasadas, presentes y futuras. Ni siquiera es la limosna que la gente buena da a los que tienen poco. Es el salario dignamente ganado que ya fue reducido hace una temporada para compensar los despilfarros anteriores, tan absurdos como aquella cúpula de los derechos de humanos de la ONU, que costó 20 millones de euros y que nuestro gobierno financió con fondos de ayuda al desarrollo. Los expoliaron de su finalidad real para marcarse un farol y hacerse la foto mientras negaban la crisis. Y quienes eso hicieron, aún vituperan a los empleados públicos por la osadía de tener un trabajo para toda la vida. Cierto es que han logrado que trabajar sea todo un privilegio.

Los políticos catalanes se han quitado la paga extra a modo de ejemplo, y pueden hacer con ella lo que les dé la real gana, porque para eso mandan. Pero no pueden confundir un pago debido con un regalo. Si no les cuadran las cuentas, pueden mirar muchas otras partidas de sus presupuestos que, por ser mucho menos importantes que la sanidad, pueden recortarse más facilmente. Hasta el catalán, que yo amo y hablo, es menos importante que la salud de los catalanes, que muertos o mudos no podrán hablarlo. Decía hoy una consejera catalana, tratando ese asunto, que es mejor cortar un dedo que amputar un brazo. Yo, que como todos vosotros sé mucho más de medicina que ella, le diría que nadie amputa órganos vitales, y que la Sanidad es uno de ellos. Nadie extirpa el corazón para salvar lar piernas.

Por aquello de las barbas del vecino, yo no cuento con cobrar la paga extra. Celebraré la Nochebuena con tortilla de patata y un vaso de vino y me ahorraré los gastos. Y me parecerá bien, porque nunca he creído que la Navidad sea tiempo de adorar al dinero, sino de cosas muchísimo mas serias. Los comerciantes lo verán peor. El Corte Inglés pondrá el grito en el cielo, porque el Estado no liberará el dinero que les hace ricos cada año, y los bancos verán mermados sus ingresos. Si nosotros hacemos huelga, nuestros patronos se ahorrarán el salario de esos días, y estarán contentos. Pero cuando los patrones de nuestros patrones protesten, tal vez consigamos que nos paguen nuestro salario. Para que se lo queden ellos, eso por descontado.

Valora este artículo
(0 votos)
Ana de Santiago Nocito

Médico de Familia

EAP Cogolludo

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más
información

 

 

Comunidad