Reportar comentario

¿Cómo? ¿Que sus compañeros de fatiga no le hicieron una cena de despedida, le compraron un gran regalo y el director no le dedicó un discurso de despedida? ¡¡No me lo creo!! ¿Qué no le dijeron que había que hacerle un pasillo como se les hace a lo campeones (o en rugby, como sabrás, ganes o pierdas tras cada partido, al equipo contrarío, antes del tercer tiempo)? Espero que se la hicieran. De los que están allá arriba no esperemos nada, no creen ni en nosotros ni en lo que hacemos. Así que peleemos por nosotros mismos y por los pacientes. Ellos reconocen que dejamos la habitación limpia y ordenada y, además, nos conocen ;-)