Reportar comentario

Hoy en día, con la polución de las ciudades, el estrés de la sociedad moderna, el wifi, los teléfonos móviles, la excesiva medicalización y todos los problemas de la medicina oficial, la esperanza de vida no deja de aumentar, así como la calidad de vida de la gente. En cambio, hace 100 años, con la Homeopatía, la Fitoterapia, la Acupuntura, la medicina china, curanderos y demás, la gente moría como chinches de enfermedades que hoy en día ya sólo están en los libros de historia o en los países tercermundistas donde la gente se fía más de un curandero que de un médico.
Hace 100 años la gente tenía peor salud y morían más jóvenes en todos los países, en todas las clases sociales, con alimentación mediterránea y sin ella, los que pasaban hambre y los que no. Todos. Era la edad dorada de la Homeopatía y de todas las pseudociencias.