publicidad

Errores que enseñan

Errores... Yerros. Decía un sabio que "la humanidad ha llegado a lo que es gracias a sus errores" Errar es consustancial e innato; se equivoca el bebé cuando acepta la tetina, se equivoca el joven cuando sólo fía su amor en la flor de primavera, yerra el que espera que la sociedad sea justa con él y se equivoca el que piensa que las leyes están hechas para custodiar sus derechos. Pero el error no es malo es la única forma de aprender con seguridad.


Una madre trajo a urgencias a su hijo de 13 años porque desde hacía tres semanas vomitaba todo lo que comía, ya fuera sólido o líquido. Había perdido 7 kg.
Otro error que se reitera - 5.0 out of 5 based on 1 vote

Era mi tercera guardia de puertas y la Cruz Roja trajo un hombre, desaseado, con barba de tres días y cierto olor mezcla de mugre y alcohol.
Error que se repite y repite por mucho que se publicite - 5.0 out of 5 based on 2 votes

No me sucedió a mí, pero relato un caso de la tarde de domingo. Un hombre de 37 años se presentó en el servicio de urgencias quejándose de cefalea intensa, de aparición brusca, seguida de náuseas y vómitos.

Un paciente de mi cupo, de 34 años, obrero de la construcción, se presentó en la consulta aquejando dolor en el hombro izquierdo que irradiaba al brazo.

Cuando todo hubo pasado reconstruí el caso desde su inicio y voy a intentar relatarlo. Yo soy el cirujano... Pero empecemos por el principio.

Siempre deseé trabajar en una UCI. Una mañana ingresó, procedente de urgencias, una mujer joven con un posible coma por insuficiencia hepática. No había presentado arritmias cardiacas previas pero súbitamente aparecieron extrasístoles y taquicardia ventricular.
Puede pasar, pero sólo en la UCI - 5.0 out of 5 based on 1 vote

Soy médico titular (de pueblo) desde hace muchos años (me faltan tres para jubilarme). Actualmente acuden a mi centro de salud residentes de Medicina de Familia para conocer la práctica médica en el medio rural. Una noche, durante las fiestas, una cuadrilla-pandilla trajo a un joven de 19 años, lo depositaron en la camilla y desaparecieron.

Pasando consulta, en una sustitución del titular, un hombre de 43 años, anticoagulado por una reciente tromboflebitis, consultó por un dolor agudo en el muslo derecho. Le había aparecido al subir las escaleras.
Un error justificable pero a tener en cuenta - 5.0 out of 5 based on 1 vote

Juana, una paciente obesa de 56 años, acudió a la consulta aquejando, desde hacía varios días, falta de fuerza (debilidad muscular).

Este error casi me afecta bastante porque el perjudicado era el padre de un vecino que siempre me regalaba miel de sus colmenas.
Página 1 de 6

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Comunidad