Mercè López

09 Jul 2012, 07: 37 ¡Escribe el primer comentario!

Un equipo internacional de científicos ha descubierto un nuevo mecanismo de resistencia al erlotinib y el gefitinib, dos fármacos utilizados en un subgrupo de pacientes de cáncer de pulmón; en concreto, aquellos que tienen alterado también el gen que codifica el receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR, del inglés Epidermal Growth Factor Receptor). El estudio abre una vía para nuevas combinaciones de fármacos que obtengan tratamientos más eficaces.

06 Jul 2012, 10: 04 ¡Escribe el primer comentario!

Tres profesionales del Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona) han participado en la creación de una aplicación móvil para Iphone que ayuda a los padres de los bebés a evaluar entre otras coses el grado de riesgo de los síntomas y señales anómalas que observen en sus hijos. Lo hace a través de un sofisticado sistema de algoritmos con más de 700 combinaciones de preguntes.

La aplicación Ipediatric también contiene un sistema de control automático de los indicadores del desarrollo psicomotor que pueden ser de ayuda para la detección precoz de posibles retrasos en el desarrollo, lo que permitirá a los padres solicitar una visita médica en caso de duda.

Los profesionales del Hospital que han participado en la concepción de Ipediatric, desarrollada por Edicions Tarongeta S.L., son Santiago García Tornel, Juan José García y José Mª Quintillá.

Ipediatric no emite diagnósticos sino que intenta indicar a los padres si su niño requiere atención médica y con qué rapidez mediante un simple código de colores -los del semáforo- y de fácil comprensión para todo el mundo.

La aplicación ya està disponible en Itunes.

05 Jul 2012, 11: 34 ¡Escribe el primer comentario!

Valentí Fuster es el nuevo presidente del Observatorio de la Nutrición y de Estudio de la Obesidad, cuya creación anunció la ministra de Sanidad, Ana Mato, el pasado mes de mayo.

Entre las funciones de este organismo estará recabar información sobre los hábitos alimentarios de la población y analizar los datos e información sobre la publicidad de alimentos, con especial atención a la dirigida a los menores. Pero, además, Fuster será el encargado de proponer al Ministerio las iniciativas que se llevarán a cabo para luchar contra el exceso de peso en la infancia y adolescencia.

De acuerdo con los últimos datos de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), casi un 45% de los niños y niñas de entre 6 y 9 años en nuestro país sufren exceso de peso. En concreto, el estudio ALADINO, elaborado sobre una muestra de 7.500 menores de esta franja de edad, revela que el 26,2% presenta sobrepeso y hasta un 18,3% obesidad. El mismo estudio revela que este problema afecta más a los chicos que a las chicas. Sin embargo, constata que los comportamientos que conducen a esta situación, como el sedentarismo o malos hábitos alimentarios como el de no desayunar, se dan en menores de ambos sexos.

Valentí Fuster es el director general de la Fundación Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC). En la actualidad, compagina estas funciones con la dirección del Instituto Cardiovascular del hospital Mount Sinai de Nueva York. Como científico, Fuster ha sido nombrado Doctor Honoris Causa de 27 universidades de prestigio. Sus investigaciones sobre el origen de los accidentes cardiovasculares, que han contribuido a mejorar la prevención y el tratamiento de los infartos, le valieron en 1996 el Premio Príncipe de Asturias de Investigación.

05 Jul 2012, 11: 57 ¡Escribe el primer comentario!

La muerte súbita es la forma más frecuente de muerte en adultos con cardiopatías congénitas operados en la infancia, aunque su incidencia es baja. El riesgo de morir de estos pacientes es de entre 25 y 100 veces mayor respecto a la población general, según han demostrado diferentes estudios. Ahora, un nuevo estudio español publicado en American Journal of Cardiology ha descubierto un parámetro que permite predecir la muerte súbita en estos pacientes. El estudio se realizó gracias a la base de datos que el Hospital La Paz, de Madrid, impulsó en 1989 y que ya tiene 22 años. En total, incluyó a 936 pacientes adultos con cardiopatías congénitas que fueron operados de ellas en la infancia. Y el principal hallazgo que ha realizado es que tener la fracción de eyección por debajo del 35%, se ha asociado a un riesgo 30 veces mayor de sufrir una muerte súbita en estos pacientes.

La fracción de eyección es la cantidad de sangre que el corazón es capaz de enviar con cada latido respecto al total de sangre que recibe. Cuando este parámetro está por debajo del 35% significa que la capacidad del músculo del corazón para bombear la sangre está muy disminuida, al ser inferior al 35%. Esta baja capacidad puede conducir a la muerte súbita.

Para evitarlo, algunos pacientes con cardiopatías congénitas y con una fracción de eyección muy disminuida podrían beneficiarse de llevar un desfibrilador automático implantable (DAI). «Los DAI captan y analizan las arritmias graves y proceden a realizar una descarga para tratarlas y evitar la muerte súbita. El problema actual es que esta es una intervención que tiene sus contrapartidas psicológicas o mecánicas, sobre todo en una persona joven. Aunque no es muy frecuente, puede realizar descargas inapropiadas que hagan la vida imposible a estas personas. Por esta razón, hay que seleccionar muy bien a los pacientes y definir con mucha precisión los grupos de riesgo en los cuales los beneficios de colocar estos dispositivos vayan a ser claramente superiores a los perjuicios", explica José María Oliver, vocal de la sección de Cardiopatías Congénitas de la SEC y jefe de la Unidad de Cardiología Congénita del Adulto Cardiología del Hospital La Paz de Madrid.

Según este mismo trabajo, el riesgo de muerte en estos pacientes, que fueron seguidos durante un promedio de 7 y 9 años (algunos de ellos más de 20 años), fue del 5% y la incidencia de muerte súbita de aproximadamente 6 muertes por cada 1.000 pacientes y año.

Registros de pacientes adultos con cardiopatías congénitas

Actualmente, el 1% de los niños nace con una cardiopatía congénita. Entre el 85% y el 90% de estos recién nacidos con cardiopatías congénitas llega a la edad adulta (más de 18 años), mientras que hace 50 años solo llegaba el 20%. Todavía se desconoce cuál va a ser su esperanza de vida máxima, ya que la cirugía cardiaca para reparar defectos congénitos que se realizaba en los años 60-70 era muy precaria comparada con la que comenzó a realizarse a partir de los años 90, por lo que la esperanza de vida de estos pacientes puede ir en aumento.

Según destaca Oliver Ruiz, la edad media de muerte de los pacientes que nacían con una cardiopatía congénita grave en un país como Canadá era de entre 2 y 3 años a finales de 1980, mientras que, en 2005-2006, es de 45 años. Esto significa que solo en 20 años la edad media de la muerte de estas personas ha pasado de los 2 años a los 45 y todavía los hay que viven más. «Esto ha provocado que en la actualidad tengamos una nueva población cardiovascular adulta, con problemas nuevos generados por las secuelas de intervenciones que se realizaron en la infancia, riesgo cardiovascular aumentado, que necesita revisiones y que ha creado su propia actividad terapéutica. Así, al abrir el corazón para eliminar la obstrucción de la circulación derecha, a la derecha o a la izquierda, se genera una insuficiencia de la válvula pulmonar que antes no existía», señala Oliver Ruiz.

En España se calcula que puede haber alrededor de 120.000 personas que nacieron con cardiopatías congénitas y que, a pesar de llevar una vida normal, deberían buscar el asesoramiento de un especialista en cardiología. «En un país de las dimensiones de España no es factible realizar un registro poblacional que incluya todos estos casos, a fin de seguirlos. En Holanda, un país pequeño, de 10 millones de habitantes y un alto nivel cultural, sí que se ha logrado hacer un registro, dirigiéndose directamente a la población mediante una campaña. Aquí deben ser los propios pacientes quienes busquen este asesoramiento y averigüen si tienen una disfunción del ventrículo izquierdo, lo que es sencillo de ver con un ecocardiograma», ha explicado Oliver Ruiz.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más
información

 

 

Comunidad