alfasigma-7dm


Escala clínica para la disfunción valvular en niños con válvula ventriculoperitoneal

  • La presencia de determinadas manifestaciones clínicas en los niños portadores de una válvula ventriculoperitoneal se asocia a un mayor riesgo de disfunción valvular. Sin embargo, ninguna de ellas es lo suficientemente sensible y específica por sí sola para permitir diferenciar a los pacientes que presentan una disfunción ventricular de los que no.
  • La escala diagnóstica para la valoración del riesgo de disfunción ventricular presentada permite seleccionar a los pacientes con riesgo.
  • Su uso podría ayudar a mejorar la indicación de las pruebas complementarias que se realizan a los niños portadores de una válvula ventriculoperitoneal y disminuir la irradiación a la que se someten estos pacientes.

La colocación de una válvula de derivación ventriculoperitoneal es el tratamiento más utilizado en la hidrocefalia infantil. Se estima que entre el 60 y el 80% de los pacientes portadores de una derivación ventriculoperitoneal presentarán, como mínimo, una disfunción valvular en los 10 años siguientes a su colocación. Estos pacientes consultan con relativa frecuencia al servicio de urgencias con manifestaciones clínicas que pueden indicar una disfunción valvular. Su valoración a menudo resulta difícil debido a la clínica inespecífica y a la comorbilidad, que en muchas ocasiones obligan a realizar exploraciones complementarias (sobre todo tomografía computarizada craneal) para determinar si los pacientes presentan o no una complicación.

Hasta la fecha son escasos los estudios que han combinado diferentes signos y síntomas entre sí para poder determinar el riesgo de disfunción ventricular. Ante esta situación, Muñoz et al. se plantearon como objetivo elaborar una escala diagnóstica que permitiese seleccionar en el servicio de urgencias a los niños con riesgo de disfunción ventricular.

Los autores realizaron un estudio prospectivo en el que incluyeron a los pacientes portadores de válvula ventriculoperitoneal con edades comprendidas entre 1 y 18 años que presentaban sintomatología potencialmente asociada a disfunción ventricular y que habían consultado en un servicio de urgencias en un periodo de 3 años (del 1 de abril de 2010 al 31 de marzo de 2013). Mediante regresión logística, determinaron qué variables se consideraban factores de riesgo independientes de disfunción ventricular con el fin de elaborar una escala diagnóstica.

Se obtuvo una escala basada en nueve variables: eritema, tumefacción o secreción en el trayecto del catéter, somnolencia, rigidez de nuca, cefalea, ausencia de fiebre, edad superior a 4 años, vómitos, focalidad neurológica reciente y tiempo desde la última intervención quirúrgica (menor o igual a 2 años). La puntuación máxima de la escala eran 20 puntos. Las puntuaciones de 7 o más puntos se asociarían a un mayor riesgo de disfunción ventricular.

Aunque la escala de riesgo de disfunción ventricular ayuda a estimar este riesgo en los niños portadores de una válvula ventriculoperitoneal que consultan en el servicio de urgencias, es imprescindible hacer una valoración individualizada de cada caso. A la luz de los resultados obtenidos, los niños con una puntuación igual o inferior a 3 podrían darse de alta domiciliaria, tras haberles explicado claramente la sintomatología por la que deberían consultar de nuevo. Los niños con una puntuación igual o superior a 7 deberían ser valorados en el servicio de urgencias por un neurocirujano y realizar las exploraciones complementarias necesarias para investigar una posible disfunción ventricular (tomografía computarizada craneal y estudios del trayecto valvular o fondo de ojo). En los niños con puntuaciones entre 4 y 6, los autores recomiendan someterlos a una observación clínica en el ámbito hospitalario con un neurocirujano accesible.

En conclusión, la utilización de escalas de valoración del riesgo de disfunción ventricular, como la escala de disfunción de válvula ventriculoperitoneal, puede ayudar a mejorar la indicación de las pruebas complementarias realizadas a los niños portadores de una válvula ventriculoperitoneal, lo que reduciría el gasto sanitario y disminuiría la radiación a la que se ven sometidos estos pacientes.

Muñoz D, Trenchs V, Candela S, Luaces C. Escala clínica para el diagnóstico de disfunción de válvula ventriculoperitoneal en niños en el Servicio de Urgencias. An Pediatr (Barc). 2016; 84: 311-317.

Valora este artículo
(4 votos)
Escala clínica para la disfunción valvular en niños con válvula ventriculoperitoneal - 5.0 out of 5 based on 4 votes

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

Comunidad