Papel de los cristales de calcio en la patogenia de la inflamación de las articulaciones artrósicas

  • La artrosis es un proceso durante cuya evolución ocurren fenómenos inflamatorios con diferentes vías implicadas.
  • Una de estas vías es la asociación con depósito de cristales de calcio (pirofosfato y fosfato cálcico básico).

La artrosis, u osteoartrosis, es un proceso biológicamente complejo, muy lejano de la idea de un «proceso de desgaste articular», con desequilibrio entre procesos anabólicos y catabólicos, tanto del cartílago articular como del hueso subcondral, capsular articular y propiocepción músculo-articular.

En la evolución de la artrosis no son raros los episodios –más o menos prolongados– de inflamación articular, derrame, inflamación sinovial y daño óseo, que en ocasiones confieren una gravedad similar a la artritis reumatoide.

Son varios los mecanismos que pueden estar implicados en la inflamación presente en la artrosis, como la exposición al sistema inmune de antígenos del cartílago, que normalmente permanecen ocultos, la liberación de detritus del cartílago al espacio articular, o la asociación con artritis por cristales, y se ha encontrado especialmente una implicación de los cristales de fosfato cálcico básico y de pirofosfato cálcico.

En conjunto, se detectan cristales de calcio en el 70% de los líquidos sinoviales y en el 100% de las muestras de tejido de pacientes sometidos a una artroplastia de rodilla por artrosis, lo que da un idea del alcance del problema, aunque debe tenerse en cuenta la dificultad para identificar los cristales de fosfato cálcico básico.

Los autores del estudio que se comenta investigaron mediante microscopia electrónica la presencia de cristales de calcio en el líquido sinovial de pacientes con artrosis en diferentes estadios de la enfermedad. Reclutaron a 110 pacientes con artrosis de rodilla y tumefacción articular, excluyendo los que presentaban otras enfermedades articulares o dermatológicas, traumatismos recientes o enfermedades relacionadas con depósito de cristales de calcio (hiperparatiroidismo, hemocromatosis, hipofosfatasia o hipomagnesemia). Encontraron cristales de pirofosfato cálcico en el 23,6% de las muestras, cristales de fosfato cálcico básico en el 21,8%, y ambos tipos de cristales en el 6,3%.

Los pacientes sin cristales en el líquido sinovial eran más jóvenes y con una enfermedad menos evolucionada, menor índice WOMAC (índice de rigidez articular, dolor y funcionalidad) y menor índice de Lequesne (índice de dolor y funcionalidad). La presencia de fosfato cálcico básico era la que presentaba una mayor asociación con un dolor más intenso y una peor situación funcional de los pacientes, mientras que la presencia de pirofosfato cálcico se asoció más con la edad y con el tiempo de evolución de la enfermedad.

La presencia de cristales de pirofosfato cálcico es mayor en las crisis inflamatorias de la artrosis en estadios iniciales de la enfermedad, aunque a medida que evoluciona la enfermedad predomina la presencia de cristales de fosfato cálcico básico. La presencia de un tipo u otro de cristal no implica otras diferencias que las señaladas en la clínica de los pacientes durante el brote inflamatorio.

Es difícil interpretar para el clínico la diferencia en el patrón de los cristales durante la evolución de la enfermedad, pero nos enfrenta al hecho de que la artrosis no es un fenómeno simple y que en dicha evolución intervienen diferentes vías patogénicas que, además, no son estables, ya que varían con el tiempo.

No existe por el momento suficiente evidencia para el uso de fármacos que inhiban la artritis por cristales en la artrosis, como sería el caso de la colchicina, aunque en diferentes estudios clínicos y series de pacientes se han obtenido resultados positivos.

Al menos, deberíamos estar más alerta ante las condiciones metabólicas que puedan favorecer el depósito de cristales de calcio en las articulaciones de pacientes artrósicos, y también ante los hallazgos radiográficos u ecográficos que nos podrían hacer sospechar lo que de momento llamaremos «coexistencia» de artrosis y artritis por cristales de calcio (los trabajos como el presente desdibujan la frontera entre estas entidades), con el fin de poder ofrecer el mejor tratamiento a nuestros pacientes.

Frallonardo P, Ramonda R, Peruzzo L, Scanu A, Galozzi P, Tauro L, et al. Basic calcium phosphate and pyrophosphate crystal in early and late osteoarthritis: relationship with clinical indices and inflammation. Clin Rheumatol. 2018. 4.166-3

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más
información

 

 

Comunidad