alfasigma-7dm


Suplementos de vitamina D en el anciano: no siempre más es mejor

  • En torno al 20% de la población general española tiene niveles bajos de vitamina D, especialmente las personas de edad avanzada.
  • La deficiencia de vitamina D es un factor de riesgo relevante para el desarrollo de la fractura osteoporótica debido a alteraciones del metabolismo fosfocálcico y de la función y el trofismo musculares.
  • Cada vez más, las personas ancianas reciben suplementos de vitamina D, ya sean farmacológicos o como suplementos nutricionales. Aunque dichos suplementos han demostrado su eficacia frente al placebo, las dosis óptimas no están bien establecidas.

Las fracturas de cadera constituyen un importante problema de salud pública, con una elevada mortalidad en los meses siguientes a su producción, elevados costes sanitarios y un notable impacto en la calidad de vida del paciente que la sufre. En su génesis influyen muchos factores: es muy significativa la mayor fragilidad ósea, pero también son relevantes otros factores extrínsecos, como el calzado, e intrínsecos, como las alteraciones visuales, del equilibrio o la función motora de los miembros inferiores (en las que influye la sensibilidad propioceptiva o la fuerza muscular). Existen diversos estudios que demuestran la eficacia de la administración de vitamina D (junto con calcio) con el fin de frenar el deterioro de la masa ósea asociada a la edad en tratamientos a largo plazo y, en un término más corto, una disminución en la incidencia de caídas en pacientes de edad avanzada con la administración de vitamina D. Estos beneficios parecen más evidentes en pacientes de edad más avanzada y con deficiencia previa de vitamina D; no obstante, los metaanálisis al respecto muestran resultados no concluyentes.

Los autores de este estudio valoraron el efecto de diferentes dosis de vitamina D, sola o administrada con calcifediol, en la prevención de caídas en una población de alto riesgo. Para ello, realizaron un seguimiento durante 12 meses de 200 pacientes con una edad ≥70 años, residentes en su domicilio, con antecedentes de, al menos, una caída previa en los últimos 12 meses, pero capaces de caminar sin ayuda y de utilizar el transporte público (es decir, no se incluyeron los pacientes que por su inmovilidad presentaban un escaso riesgo de caídas). El promedio de edad era de 78 años, y un 67% eran mujeres. El 58% de los participantes presentaba una deficiencia de vitamina D, definida por niveles <20 ng/mL. Los participantes fueron asignados de forma aleatoria para recibir dosis elevadas de vitamina D3 (60.000 UI/mes), dosis medias (24.000 UI/mes) o dosis de 24.000 UI/mes de vitamina D3 más 300 µg de calcifediol. Los grupos que recibían sólo vitamina D3 recibieron comprimidos suplementarios como placebo doble ciego.

La hipótesis de trabajo consistía en que la dosis más elevada de vitamina D conseguiría mejores resultados en la función de los miembros inferiores, determinada en primer lugar por la puntuación en el Short Physical Perfomance Battery (SPPB) –un test que ha sido validado en España en población mayor de 65 años seguida en atención primaria, y que valora tres aspectos: equilibrio, velocidad de la marcha, y tiempo o capacidad de levantarse y sentarse de una silla 5 veces–, y en segundo lugar por una menor incidencia de caídas. La valoración de la funcionalidad de los miembros inferiores no difirió entre los distintos grupos (p= 0,26), aunque en el componente de levantarse y sentarse 5 veces seguidas existía una mejoría en el grupo con 24.000 UI/mes (p= 0,04). El 60% de la participantes experimentó una caída durante el seguimiento, y se observó un aumento de caídas en los pacientes que recibieron dosis altas de vitamina D (60.000 UI/mes o 24.000 UI/mes más calcifediol) frente a los pacientes que recibían dosis más bajas, con una prevalencia de caídas del 67, 61 y 48%, respectivamente (p= 0,048). Un objetivo secundario del estudio era conseguir niveles plasmáticos superiores a 30 ng/mL. Este objetivo se consiguió más veces con las dosis elevadas de vitamina, o con la administración de 24.000 UI más calcifediol. Las dosis elevadas fueron más eficaces para conseguir niveles plasmáticos mayores o iguales a 30 ng/mL, pero no hubo diferencias en cuanto a la función de los miembros inferiores; en cualquier caso, unas dosis más elevadas no implicaban una mejora en la función, y queda abierto el interrogante de si pueden ser perjudiciales y se asociaron a un incremento en el riesgo de caídas.

La población general en nuestra sociedad, especialmente el grupo de personas de mayor edad, presenta con frecuencia niveles plasmáticos muy bajos de vitamina D, y cada vez es más conocido el papel de esta vitamina no sólo en el metabolismo fosfocálcico, sino también en otras áreas, como el sistema inmunitario o la función muscular. Sin embargo, aún no están realmente bien definidos cuáles son los niveles óptimos de esta vitamina y qué dosis serán las más eficaces en cuanto a resultados clínicos de interés, y no únicamente en cuanto a determinaciones analíticas (lo que llevaría también a cuestionarse la relación coste-beneficio de la monitorización plasmática de dicha vitamina). Según el presente trabajo, parece que la suplementación con dosis moderadas es incluso más eficaz que las dosis altas, aunque no se consigan los valores plasmáticos considerados como normales.

Bischoff-Ferrari HA, Dawson-Hughes B, Orav J, Staehelin HB, Meyer OW, Theller R, et al. Monthly high-dose vitamin D treatment for the prevention of functional decline. A randomized clinical trial. JAMA. 2016; 176 (2): 175-183.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

Comunidad