alfasigma-7dm


¿Ejercicio supervisado después de un infarto agudo de miocardio?

  • El ejercicio físico es un componente esencial en el tratamiento de los pacientes con infarto agudo de miocardio.
  • Está demostrado que reduce la mortalidad después de un infarto.
  • Existe controversia sobre si los programas de ejercicio físico deben ser supervisados o no.

El ejercicio físico es un componente esencial del tratamiento de los pacientes con infarto agudo de miocardio. Ha demostrado que los pacientes lo toleran mejor y reduce de forma significativa la mortalidad. Después de un infarto, a la mayoría de pacientes sólo se les recomienda caminar de forma no supervisada con más énfasis en el tiempo dedicado a ello que en la intensidad. Los estudios que comparan el ejercicio físico supervisado y el no supervisado demuestran que ambos programas son igual de efectivos en cuanto a resultados clínicos y de calidad de vida, sin diferencias en la capacidad de ejercicio y el control de los factores de riesgo.

Por este motivo, los autores de este trabajo se propusieron evaluar la influencia del ejercicio supervisado frente al no supervisado sobre la morbimortalidad y el control de los factores de riesgo en los pacientes con infarto. Para ello, realizaron un estudio prospectivo observacional mediante el registro FRENA (factores de riesgo y enfermedad arterial), en el que incluyeron a 1.124 pacientes. Se trata de un registro observacional y multicéntrico de pacientes con enfermedad sintomática isquémica en el corazón, el cerebro o las principales arterias periféricas. Se recogieron las siguientes variables: sexo, edad, peso corporal, presión arterial, factores de riesgo cardiovasculares, características e intervenciones para el infarto, perfil lipídico, tratamiento farmacológico y presencia de nuevas complicaciones isquémicas durante el seguimiento. Los pacientes fueron divididos según si realizaban ejercicio físico supervisado o no supervisado. En el grupo de ejercicio supervisado se incluyó a los pacientes que participaban en la fase II de un programa estructurado de rehabilitación cardiaca. En el grupo de ejercicio físico no supervisado se incluyó a los pacientes que manifestaban caminar más de 1 hora al día.

La muestra fue de 752 pacientes, de los cuales 593 (79%) realizaron ejercicio físico supervisado. Los pacientes en entrenamiento supervisado eran mayoritariamente hombres más jóvenes y presentaban con menos frecuencia diabetes, en comparación con el grupo de entrenamiento no supervisado. El 72% de los pacientes del grupo de ejercicio supervisado presentaron un infarto con elevación del segmento ST tratado mediante angioplastia y colocación de una endoprótesis. Durante el seguimiento ambos grupos presentaron cambios similares en el hábito tabáquico, consumo de alcohol y perfil lipídico. Durante el seguimiento, sólo murió 1 paciente del grupo de ejercicio supervisado, en comparación con las 11 muertes del grupo de ejercicio no supervisado. El índice de mortalidad fue significativamente menor en el grupo de ejercicio supervisado. Al analizar el episodio compuesto (nuevas complicaciones isquémicas y mortalidad), éste fue significativamente menor en el grupo de ejercicio físico supervisado. Los pacientes comparados presentaban diferencias en las características clínicas basales, por lo que los autores decidieron aplicar un análisis de propensión con el objetivo de identificar parejas de pacientes que realizaban ejercicio supervisado o no supervisado que compartieran propensiones similares. Después de su aplicación, se confirmó que existía una reducción significativa de la mortalidad y del episodio compuesto en los pacientes del grupo de ejercicio supervisado.

Ante estos resultados, los autores concluyen que la práctica de ejercicio físico supervisado en los pacientes que presentan un infarto está asociada a una disminución significativa del episodio compuesto de nuevas complicaciones isquémicas y de mortalidad.

Coll Fernández R, Coll R, Sánchez Muñoz-Torrero JF, Aguilar A, Álvarez LR, Sahuquillo JC, et al. Supervised versus non-supervised exercise in patients with recent myocardial infarction: A propensity analysis. Eur J Prev Cardiol. 2016; 23: 245-252.

Valora este artículo
(2 votos)
¿Ejercicio supervisado después de un infarto agudo de miocardio? - 5.0 out of 5 based on 2 votes

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

Comunidad