Deterioro cognitivo en el ictus

- El ictus es la segunda causa de muerte y el principal determinante de discapacidad en el adulto.
- Entre las múltiples secuelas que provoca un ictus, se incluye el trastorno cognitivo.
- La presencia de un déficit cognitivo en los pacientes con ictus tiene consecuencias funcionales importantes, independientemente del déficit físico.

El ictus es la segunda causa de muerte y el principal determinante de discapacidad en el adulto, una discapacidad que no sólo es física, sino también cognitiva. El déficit cognitivo después de sufrir un ictus es independiente del grado de afectación motora que éste produce.

El concepto de «reserva cognitiva» se define como la capacidad cognitiva e intelectual que un individuo adquiere a lo largo de su vida. La mayor parte de los estudios sobre la relación entre déficit cognitivo y reserva cognitiva se han realizado en la enfermedad de Alzheimer. Por este motivo, los autores de este estudio se propusieron investigar la relación entre la reserva cognitiva y el déficit cognitivo que se produce tras un ictus.

Para ello realizaron un estudio descriptivo transversal en el que incluyeron a 103 pacientes que habían sufrido un ictus con un tiempo de evolución de como mínimo un mes. Se excluyeron los pacientes afásicos, los que presentaban una afectación mental previa y los que no fueron localizados o no acudieron a las visitas de control. La reserva cognitiva se determinó mediante el cuestionario de reserva cognitiva (CRC), que valora ocho dominios (escolaridad, escolaridad de los padres, cursos de formación, ocupación laboral, formación musical, idiomas, actividades lectoras y juegos intelectuales). En el estudio se clasificó como reserva cognitiva alta una puntación de 10 a 25 puntos y como baja una puntuación de 0 a 9 puntos. El déficit cognitivo se evaluó mediante el Mini-Mental State Examination (MMSE), que analiza cinco áreas cognitivas: orientación, lenguaje, fijación, cálculo y memoria. Se consideró déficit cognitivo severo una puntuación de 0 a 9 y déficit leve una puntuación de 10 a 30. Por otro lado, se estudiaron otros factores que podían tener influencia en la relación entre déficit cognitivo y reserva cognitiva: gravedad inicial del ictus (evaluada mediante la National Institutes of Health Stroke Scale), territorio y extensión de la lesión, edad, tiempo de evolución del ictus, sexo, etiología, lado pléjico, nivel cultural, medida de independencia funcional e índice de Barthel. 

De los 103 pacientes iniciales, cumplieron los criterios de inclusión 36. El 75% eran varones, con una edad media de 65,6 años. La etiología más frecuente del ictus fue la isquémica (80%), con afectación izquierda en el 69,4% de los casos. La reserva cognitiva media fue de 9 puntos y la puntuación del MMSE de 25,9 puntos. En el 55,6% de los pacientes la reserva cognitiva fue baja y en el 38,9% el déficit cognitivo fue severo. Se constató una relación lineal positiva entre reserva cognitiva y puntuación en el MMSE. Por otro lado, se observó que los pacientes con una reserva cognitiva alta presentaban un déficit cognitivo leve. El riesgo de presentar un déficit cognitivo severo viene determinado por una reserva cognitiva baja; al ajustar por los factores estudiados, se observó que la reserva cognitiva baja asociada a una mayor edad aumentaba el riesgo de presentar un déficit cognitivo severo.

Con estos resultados, los autores concluyen que existe una relación lineal positiva entre la reserva cognitiva y la puntuación obtenida en el MMSE. El riesgo de presentar un déficit cognitivo severo es cinco veces mayor cuando la reserva cognitiva es baja. Estos hallazgos han de tenerse en cuenta, sobre todo por las implicaciones que tiene el déficit cognitivo en los programas de rehabilitación.

Adell-Serrano B, Perrot-González JC, Escribano DA, Castañeda-Galeano VE, Usabiaga T, Aguilar JJ. Relación entre reserva cognitiva y déficit cognitivo en el ictus. Rehabilitación. 2013; 47: 27-34.
 

Valora este artículo
(1 Voto)
Deterioro cognitivo en el ictus - 5.0 out of 5 based on 1 vote

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más
información

 

 

Comunidad