tavanic
alfasigma-7dm

Variabilidad en las puntuaciones del cociente intelectual en el autismo

  • El autismo es un trastorno heterogéneo.
  • El cociente intelectual y su posible estabilidad a lo largo del ciclo vital pueden ayudar a definir mejor el fenotipo del trastorno y sus necesidades asociadas.

Las medidas de inteligencia que habitualmente se expresan a través del cociente intelectual (CI) suelen ser estables o, al menos, relativamente estables a lo largo del tiempo. Baste simplemente recordar que dicha estabilidad, en el desarrollo típico, viene dada por la relación (cociente, de ahí el nombre) entre la edad mental y la edad cronológica. Esta (relativa) estabilidad del CI lo convierte, junto con otras medidas adicionales, como el lenguaje, en uno de los mejores índices pronóstico.

En la discapacidad intelectual está bien establecido y aceptado que, en función de la gravedad, puede haber deficiencias, en mayor o menor medida, en las funciones intelectuales y en el comportamiento adaptativo, lo que deberá corresponderse con distintos niveles de intensidad de los apoyos que se precisan. Lo mismo puede decirse, en líneas generales, del autismo y de las distintas formas en que se expresa, el denominado «espectro autista» o «espectro del autismo». Sin embargo, una diferencia relevante que podemos observar característicamente en el autismo, pero no en la discapacidad intelectual, es el perfil de funcionamiento disarmónico, o disarmonía evolutiva del desarrollo, que se manifiesta en la normalización o superioridad del perfil de algunas áreas, mientras otras presentan un retraso o desviación significativos. Por tanto, es necesario contar con instrumentos que permitan determinar con precisión el pronóstico, la evolución y los apoyos que puedan precisar las personas con autismo.

A partir de los datos de estudios longitudinales, los autores quieren valorar la estabilidad y la variabilidad en las puntuaciones del CI en los diferentes tipos y edades. En este sentido, se hacen las siguientes preguntas: ¿qué relación existe entre autismo y discapacidad intelectual?, ¿existe estabilidad del CI en el autismo?, ¿qué tipo de factores pueden o influir en la estabilidad?, ¿son adecuadas las pruebas que se han utilizado tradicionalmente para medir la inteligencia?, ¿el estudio de los fenotipos cognitivos puede ayudar a una mejor comprensión del autismo? En las líneas siguientes se tratará de proporcionar respuestas a estas cuestiones.

A partir de diferentes estudios longitudinales, los autores valoran que el cociente de desarrollo y el posterior CI determinan en gran medida la variabilidad fenotípica y evolutiva de las personas con trastornos del espectro autista. En este sentido, conocer la forma en que inciden las diferentes medidas de CI y discapacidad intelectual sobre la presentación del trastorno podría tener una gran importancia de cara a establecer subgrupos dentro de los trastornos del espectro autista (TEA) y poder hacer predicciones de futuro en forma de pronóstico. Actualmente, las puntuaciones objetivas de cocientes de desarrollo y medidas de CI sólo pueden obtenerse administrando pruebas psicométricas o recurriendo a escalas de desarrollo. Este tipo de escalas poseen varias limitaciones cuando intentan administrarse a personas con autismo.

En relación con los materiales y la situación de evaluación, la inflexibilidad, la dificultad para la acción y la atención conjunta, la hipersensibilidad, la falta de lenguaje, así como la escasa familiaridad con los materiales, el evaluador o el contexto, pueden ser variables que influyan negativamente en la administración de la prueba. En este sentido, es preciso seguir elaborando instrumentos específicos para evaluar a las personas con TEA, atendiendo a sus características, como el Perfil Psicoeducacional, que ya cuenta con una tercera edición.

El perfil disarmónico de las personas con TEA (en el que en muchas ocasiones hay más de 20 puntos de diferencia entre las diferentes subescalas) provoca que la media aritmética tenga poco valor representativo. Esta dificultad para emplear la media aritmética limita que se puedan establecer comparativas entre las puntuaciones de CI total de las personas con autismo y las que se obtienen en las personas con un desarrollo estándar.

Conocer las diferentes trayectorias de desarrollo puede proporcionar información sobre la estabilidad y la persistencia de los síntomas patognomónicos del autismo. Conocer con mayor claridad las posibles variaciones de CI (o su estabilidad) durante la primera infancia, y la relación entre esa variabilidad y la manera en que se manifiesta el cuadro en los primeros años de vida, permitiría a los clínicos hacer mejores predicciones acerca del pronóstico y la futura evolución de esos niños, y ayudaría a las familias a ajustar sus expectativas.

Debe hacerse una reflexión sobre la importancia de considerar no sólo las medidas de CI, sino también recoger la importancia del funcionamiento adaptativo para la toma de decisiones educativas y terapéuticas. Los proveedores de servicios para personas con TEA deberían tener en cuenta las medidas de CI y del funcionamiento adaptativo para la toma de decisiones sobre los distintos recursos que puedan requerirse.

Los autores concluyen que deben realizar más investigaciones para conocer el perfil cognitivo de las personas con TEA y poder realizar predicciones a partir de su funcionamiento intelectual.

Martos J, Freire S, Llorente M, Ayuda R, González A. Autismo y cociente intelectual: ¿estabilidad? Rev Neurol. 2018; 66 Supl 1: 539-544.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad