tavanic
alfasigma-7dm

Ejercicio físico para pacientes con depresión

- La depresión es una enfermedad muy prevalente e incapacitante.

- Los pacientes con depresión muestran un buen nivel de cumplimiento de las recomendaciones sobre su estilo de vida a corto plazo.

La depresión es una enfermedad muy prevalente e incapacitante y presenta unas altas tasas de evolución a la cronicidad. Los tratamientos de primera elección disponibles (psicoterapia y farmacoterapia) no siempre permiten alcanzar la remisión completa ni evitan las recaídas o recurrencias. Por ello, sigue siendo necesario investigar sobre nuevas alternativas terapéuticas antidepresivas coadyuvantes, especialmente si pueden mejorar la eficacia sin mermar la tolerancia y la seguridad.

En los últimos años se han ido acumulando datos en torno a la utilidad de que los pacientes con depresión modifiquen su estilo de vida. La realización de ejercicio físico moderado, por ejemplo, puede contribuir mucho a la mejora de estos pacientes, hasta el punto de que ya se está incluyendo en algunas guías clínicas. Por otro lado, aunque es conocido que la exposición a la luz es el tratamiento de elección en el trastorno afectivo estacional, ahora se está demostrando que la exposición a la luz (incluida la solar) también puede ser útil en la depresión no estacional. El cumplimiento del tratamiento es un problema cardinal en la depresión, tanto en sus aspectos psicofarmacológicos como psicoterapéuticos.

El grado de cumplimiento de estas recomendaciones basadas en la introducción de cambios en el estilo de vida en gran medida se desconoce. Se ha sugerido que podría ser muy bajo, ya que la presencia de síntomas depresivos constituye una de las principales barreras cuando se aconsejan cambios en el estilo de vida a pacientes con enfermedades médicas. No existen estudios centrados específicamente en muestras de pacientes con depresión, por lo que muchos clínicos son escépticos respecto a la pertinencia de efectuar recomendaciones de este tipo a un paciente deprimido en fase aguda.

En el estudio de García-Toro et al. se evaluó de forma objetiva si los pacientes con un episodio depresivo eran capaces de aumentar, al menos a corto plazo, su nivel de actividad física y exposición a la luz solar cuando se les prescribía como recomendación terapéutica coadyuvante al tratamiento antidepresivo habitual. Al final del estudio los autores constataron que había una diferencia clara entre los dos grupos de pacientes (activo y control) respecto a la situación basal, lo que estaba en línea con la hipótesis del estudio. Efectivamente, en el grupo activo la actividad física y la exposición a la luz aumentaron un 14,3 y un 25,8%, respectivamente, mientras que en el grupo control esos mismos parámetros disminuyeron un 15,8 y un 26,9%. Aunque el contraste estadístico no fue significativo, quedó demostrado que en el grupo de tratamiento activo el grado de exposición a la luz había aumentado respecto a la situación basal. En cuanto al incremento de la actividad física, sólo se llegó a apuntar una tendencia estadísticamente no significativa; no hubo correlación entre el grado de cumplimiento y la gravedad de la depresión medida en las escalas.

Entre los «ingredientes» que conforman el estilo de vida mediterráneo se incluyen la dieta, el ejercicio físico, el control del estrés, el fuerte apoyo social y, también, el pasar más tiempo al aire libre y expuestos a la luz del sol, todo ello favorecido por un clima habitualmente agradable. Se ha demostrado que los pacientes con enfermedades cardiovasculares, metabólicas y neurológicas distintas, prevalentes y graves pueden mejorar mucho su pronóstico vital cuando modifican aspectos de su estilo de vida; muy bien podría sumarse a ellas la depresión, pues también en ella existe una relación bidireccional entre la enfermedad y la mala alimentación, el sedentarismo, la desorganización de los ritmos vitales y la exposición a la luz solar. Aunque aún no se ha aceptado de forma generalizada el tratamiento higiénico-dietético como un componente necesario del plan terapéutico en los pacientes depresivos, muchos clínicos aconsejan cambios en el estilo de vida basándose en su intuición y su experiencia. Es cierto que el retardo psicomotor puede ser un gran obstáculo, como también la anhedonia, la anergia, la abulia, el retraimiento, la desesperanza y la angustia psíquica y somática; sin embargo, en el otro lado de la balanza está la buena conciencia de enfermedad y la colaboración del paciente depresivo, en especial si no está excesivamente grave y es capaz de convencerse de que merece la pena el esfuerzo.

En conclusión, los autores consideran que su estudio piloto, a pesar de sus limitaciones, muestra que entregar una sencilla hoja de papel a los pacientes con depresión con recomendaciones sobre estilo de vida es suficiente para que, al menos a corto plazo, se esfuercen en seguirlas.

García-Toro M, Ibarra O, Gili M, Serrano MJ, Vives M, Monzón S, et al. Adherencia a las recomendaciones sobre estilo de vida en pacientes con depresión. Rev Psiquiatr Salud Ment (Barc). 2012; 5(4): 236-240.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad