Cambios de hábitos sexuales tras la vacunación contra el virus del papiloma humano

  • Se considera que hasta el 75% de las mujeres activas sexualmente serán infectadas por uno o más tipos del virus del papiloma.
  • Entre las mujeres no vacunadas es menos frecuente usar métodos barrera, aun siendo la conducta sexual de riesgo mayor.
  • La vacunación contra el virus del papiloma podría influir en la conducta sexual y en la realización de pruebas de cribado.

La infección por el virus del papiloma humano es la infección de transmisión sexual de mayor prevalencia en los países desarrollados, y está asociada al cáncer de cérvix. Se considera que hasta el 75% de las mujeres activas sexualmente serán infectadas por uno o más tipos del virus del papiloma. Dentro de la prevención primaria se ha implantado la vacunación antes de la iniciación en la vida sexual. En nuestro país se recomienda realizarla entre los 9 y los 14 años de edad de forma sistemática, y es aconsejable hasta los 26 años, independientemente de la actividad sexual.

No se ha demostrado si el hecho de haber recibido la vacunación implica una modificación de las prácticas sexuales en el sentido de aumentar las conductas de riesgo, como el desuso del preservativo.

Igualmente, como medida de prevención secundaria, se realiza el cribado de cáncer de cérvix mediante citología cervical, por lo que es importante conocer cuál es la participación de la mujer en dicho cribado.

En este sentido, los autores del presente estudio plantean como objetivo estimar la asociación entre la vacunación frente al virus del papiloma y las conductas sexuales de riesgo, así como la participación en el cribado de cáncer de cérvix de las mujeres vacunadas o no vacunadas.

Los autores realizaron un estudio transversal de una muestra de estudiantes universitarias de Oviedo durante el curso 2014/2015, recogiendo información sobre los métodos anticonceptivos, las conductas sexuales, los conocimientos sobre el virus del papiloma y la participación en el cribado de cáncer de cérvix.

Los responsables del estudio recogieron una muestra de 331 mujeres, de las que 224 (67,7%) estaban vacunadas y 216 de ellas (65,3%) eran sexualmente activas. Entre las mujeres no vacunadas era menos frecuente usar métodos barrera que en las vacunadas (el 54,9 frente al 75,4%; p= 0,002), y su conducta sexual de riesgo era mayor (Odds ratio [OR]= 2,29). Respecto al conocimiento de los factores de riesgo y la necesidad de realización de citologías, no se obtuvo significación estadística, aunque los autores comprobaron que la probabilidad de realizar una citología era mayor en las no vacunadas (OR= 2,18, con intervalo de confianza del 95%).

Los autores concluyen que la prevalencia de conductas sexuales de riesgo en mujeres no vacunadas es elevada y la relacionan con la no utilización de preservativo; asimismo, consideran que la vacunación contra el virus del papiloma podría influir en la conducta sexual y en la realización de pruebas de cribado, por lo que recomiendan finalmente reforzar la información que reciben las mujeres jóvenes en materia anticonceptiva, enfermedades de transmisión sexual y prevención del cáncer.

Fernández A, Antón R, Zulueta M. Conductas sexuales de riesgo y actividades preventivas frente al cáncer de cuello uterino en mujeres universitarias vacunadas frente al VPH. Rev Aten Primaria. 2018; 50(5): 291-298.

Valora este artículo
(0 votos)

Médico de Familia

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más
información

 

 

Comunidad