alfasigma-7dm


El tratamiento con testosterona no mejora la función cognitiva en los ancianos

  • El papel de la testosterona en la función cognitiva de los varones conforme avanza la edad aún no se ha esclarecido.
  • Los autores sugieren la necesidad de realizar futuros ensayos a largo plazo para investigar la eficacia de este tratamiento en pacientes varones ancianos con deterioro cognitivo.

Los efectos y el papel de la testosterona en la función cognitiva en los varones son objeto continuo de debate y aún queda mucho por aclarar al respecto. Por una parte, algunos estudios publicados demuestran que la disminución de los niveles séricos de la testosterona con la edad se asocia a un deterioro de las capacidades cognitivas; sin embargo, también se muestran resultados contradictorios, como es el caso de este estudio americano publicado recientemente en The Lancet.

El objetivo que plantearon los autores del estudio TEAAM fue establecer los efectos de la administración a largo plazo de testosterona en múltiples dominios de la función cognitiva en hombres mayores con concentraciones de testosterona baja o entre baja y normal. Para ello, realizaron un estudio con más de 300 pacientes, aleatorizado, doble ciego, controlado y realizado en 3 centros médicos de Estados Unidos (Boston, Phoenix y Los Ángeles). El ensayo se llevó a cabo entre el 1 de septiembre de 2004 y el 12 de febrero de 2009; el último participante completó el estudio el 11 de mayo de 2012. Los pacientes fueron asignados de forma aleatoria 1:1 en 2 grupos; en el grupo de intervención se administraba 7,5 g de gel de testosterona al 1% (n= 156) y en el grupo control gel placebo (n= 152), diariamente durante 3 años en ambos grupos. El tiempo medio de seguimiento fue de 29 meses (desviación estándar [DE]= 11,5) en el grupo en tratamiento con testosterona, y de 31,1 meses (DE= 9,5) en el grupo placebo. La aleatorización la estratificaron por edad (60-75 frente a >75 años) y localización geográfica, e incluyó a varones de 60 años o más con concentraciones de testosterona bajas o normales (3,47-13,9 nmol/L, o testosterona libre <173 pmol/L). La dosis de testosterona se ajustó para alcanzar concentraciones séricas de 17,3-31,2 nmol/L. Los investigadores realizaron el análisis por intención de tratar y se evaluaron múltiples dominios de la función cognitiva mediante pruebas estandarizadas. Como objetivos secundarios del estudio se evaluaron los resultados al inicio y a los 6, 18 y 36 meses. El ensayo TEAAM está registrado en ClinicalTrials.gov, número NCT00287586.

Según mostraron la doctora Huang et al., en el grupo de intervención las concentraciones medias de testosterona total en suero aumentaron de 10,6 nmol/L (DE= 2,2) a 19,7 nmol/L, y las concentraciones de testosterona libre aumentaron de 222 pmol/L hasta 364 pmol/L. En el grupo placebo, las concentraciones medias de testosterona total en suero fueron de 10,7 nmol/L al inicio y de 11,1 nmol/L después de la intervención, y las concentraciones de testosterona libre fueron de 210 y 172 pmol/L, respectivamente. La evaluación cognitiva basal se realizó a 280 hombres (n= 140 por grupo) y, según muestran los resultados del estudio, no se registraron diferencias significativas entre ambos grupos en cuanto a la habilidad visuoespacial, fluidez fonémica o verbal, memoria verbal, destreza manual y atención o función ejecutiva después del ajuste por edad, educación y función cognitiva de referencia. Otro dato que se apunta es que tanto en las poblaciones por intención de tratar como en las poblaciones asignadas por protocolo (n= 86 por grupo), los cambios en las puntuaciones de la función cognitiva no se relacionaron significativamente con los cambios en los niveles de testosterona total o libre ni en las concentraciones de estradiol.

Como conclusión final, según refieren los investigadores del estudio, no se observaron mejoras en la función cognitiva tras la administración de testosterona durante 36 meses en hombres mayores con concentraciones de testosterona baja o entre baja y normal. Los autores sugieren la necesidad de realizar futuros ensayos a largo plazo para investigar la eficacia del reemplazo de testosterona en pacientes con deterioro cognitivo, como sería el caso, por ejemplo, de los pacientes con enfermedad de Alzheimer.

Huang G, Wharton W, Bhasin S, Harman SM, Pencina KM, Tsitouras P, et al. Effects of long-term testosterone administration on cognition in older men with low or low-to-normal testosterone concentrations: a prespecified secondary analysis of data from the randomised, double-blind, placebo-controlled TEAAM trial. Lancet. 2016; 8: 657-665.

Valora este artículo
(1 Voto)
El tratamiento con testosterona no mejora la función cognitiva en los ancianos - 5.0 out of 5 based on 1 vote

Artículos relacionados (por etiqueta)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad