alfasigma-7dm


El consejo médico breve es eficaz en los pacientes obesos

  • Una intervención oportunista breve por parte del médico de atención primaria es factible y efectiva para conseguir una pérdida de peso en pacientes obesos.
  • La educación para la salud grupal y el consejo sanitario individual son eficaces para perder peso.
  • El coste-eficacia del consejo sanitario en «kilogramo perdido» es rentable tanto para el paciente como para la sostenibilidad del sistema.

Existe una fuerte evidencia sobre la eficacia de la intervención breve del médico en el abandono del hábito tabáquico o en la reducción del consumo de alcohol, lo que sugiere que el consejo sanitario sobre los factores de riesgo/hábitos conductuales es beneficioso para los pacientes. Curiosamente, sin embargo, en el caso de las personas que intentan perder peso es el paciente y no el médico el que promueve más de la mitad de estas consultas, y este hecho podría explicar la asociación y eficacia de la intervención; es decir, los pacientes motivados para perder peso buscan la ayuda de su médico. En ocasiones el médico pasa por alto el consejo sanitario al paciente obeso y su derivación a programas específicos para promover la pérdida de peso. Teniendo en cuenta estas premisas, Aveyard et al. realizaron un estudio para comprobar la efectividad de los médicos en la detección e intervención oportunista en pacientes con obesidad.

Se trata de un estudio aleatorizado y controlado efectuado en Inglaterra durante los años 2013 y 2014, en el ámbito de la atención primaria y en 1.882 adultos con obesidad. Los individuos reclutados para el ensayo eran mayores de 18 años y tenían un índice de masa corporal superior a 30 kg/m2, o superior a 25 kg/m2 en el caso de los individuos de raza asiática. Los pacientes fueron asignados aleatoriamente en una proporción 1:1 a dos grupos: en el grupo de intervención se les animaba a participar en uno de los 30 proyectos de educación para la salud previstos para promover hábitos saludables y ayudar en la pérdida de peso, y en el grupo control únicamente se les proporcionaba consejo sanitario. A todos los pacientes se les ofreció realizar un seguimiento de la pérdida de peso en consulta a las 4 semanas. El programa de educación para la salud propuesto consistía en una sesión semanal de 1 hora de duración durante 12 semanas consecutivas. En los pacientes asignados al grupo control el médico aconsejaba al paciente perder peso para mejorar su salud. Los resultados obtenidos en cuanto a pérdida de peso se evaluaron a los 12 meses de haber sido incluidos en el estudio.

Los investigadores analizaron los datos de 8.403 pacientes, de los cuales 2.728 (32%) eran obesos. De los pacientes obesos, 2.256 (83%) estuvieron de acuerdo en participar y 1.882 fueron seleccionados, inscritos e incluidos en el análisis por intención de tratar, con 940 individuos en el grupo de apoyo y 942 en el grupo de asesoramiento. Un total de 722 (77%) individuos asignados a la intervención de apoyo acordaron asistir al grupo de control de peso y 379 (40%) asistieron, en comparación con únicamente 82 (9%) de los pacientes asignados a la intervención de consejo sanitario. En la población de estudio, el cambio de peso promedio a los 12 meses fue de 2,43 kg con la intervención de apoyo y de 1,04 kg con la intervención de asesoramiento, con una diferencia ajustada de 1,43 kg (intervalo de confianza del 95%: 0,89-1,97). Uno de los objetivos secundarios del estudio era comprobar la proporción de participantes que habían perdido el 5 y el 10% de su peso corporal inicial a los 12 meses.

El grupo que recibió apoyo tuvo más probabilidades de alcanzar una pérdida de peso del 5% (razón de posibilidades [RP] ajustada: 2,11; p <0,0001) y del 10% (RP ajustada: 2,41; p <0,0001). Los objetivos secundarios también incluyeron el coste por kilo de peso perdido, así como las reacciones de los pacientes a las intervenciones breves de los médicos generales. De acuerdo con la evaluación que hicieron los pacientes, ambas intervenciones fueron igualmente adecuadas y útiles. En general, 4 (<1%) pacientes pensaron que su intervención era inapropiada e inútil y 1.530 (81%) pensaron que era apropiada y útil.

Como conclusión final, los investigadores señalan que la intervención oportunista bien informada, muy breve y realizada por un médico es bien aceptada por los pacientes y constituye una manera eficaz de reducir el peso medio de la población.

Aveyard P, Lewis A, Tearne S, Hood K, Christian-Brown A, Adab P, et al. Screening and brief intervention for obesity in primary care: a parallel, two-arm, randomised trial. Lancet. 2016; 388(10.059): 2.492-2.500.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad