alfasigma-7dm
komunicrea-avances-julio


¿Es necesario tomar la tensión arterial tres veces consecutivas?

  • El promedio de varias lecturas de presión arterial en la consulta tiende a reflejar mejor la presión arterial domiciliaria, por lo que sería la estrategia recomendada en algunos pacientes para evitar la reacción de alerta («efecto de bata blanca»).
  • Con el uso de dispositivos automáticos validados se observan diferencias en la presión arterial sistólica de unos 2-3 mmHg entre la determinación realizada con una toma y la que se realiza mediante el promedio de 3 determinaciones en presencia de personal sanitario.
  • Existe una escasa diferencia entre una toma y el promedio de 3 tomas automáticas de la presión arterial, lo que puede ser útil tanto en el diagnóstico como en la consecución de objetivos terapéuticos de los pacientes hipertensos.

Algunos pacientes presentan cifras más elevadas de presión arterial (PA) en la consulta que en las lecturas tomadas de forma ambulatoria o en el domicilio. Estas cifras pueden llegar a alcanzar unas diferencias de hasta 20 mmHg, debido a una reacción de alerta (o «efecto de bata blanca»), lo cual puede incluso llegar a condicionar el diagnóstico de hipertensión arterial (HTA).

La estrategia que mejor refleja la PA domiciliaria es el promedio de varias lecturas de PA en la consulta, facilitada por la utilización de dispositivos semiautomáticos para la toma de la PA, cuyo uso también ha sido avalado y recomendado por las guías de práctica clínica.

Se han planteado límites distintos para el diagnóstico de HTA según el método de lectura empleado.

El estudio SPRINT ha demostrado beneficio clínico con un objetivo terapéutico más estricto de PA que el recomendado, utilizando una medición automática de la misma con el paciente relajado y sin presencia del personal sanitario. Sería conveniente analizar las posibles diferencias en la PA mediante la medición automática con una o varias lecturas, para deducir el impacto de ello en el diagnóstico y los objetivos terapéuticos aplicados a la HTA.

El objetivo planteado por los autores del presente estudio era comprobar si existen diferencias en las PA, tanto sistólicas como diastólicas, cuando se realiza una toma en consulta (la primera), o se promedian 3 tomas realizadas con sistemas automáticos de lectura en presencia de personal sanitario.

Debido a que se han descrito diferencias respecto a si el personal presente es de enfermería o médico, los autores seleccionaron muestras con 2 grupos de pacientes, cada una en condiciones distintas: un primer grupo estuvo constituido por los individuos incluidos hasta el momento en el estudio epidemiológico RICARTO (Riesgo Cardiovascular y Episodios Cardiovasculares en la población general del área sanitaria de Toledo) y en los que la PA se determina en el centro de salud en presencia de una enfermera, y un segundo grupo constituido por un grupo de pacientes que acuden a una consulta de cardiología y a los que se les realiza la determinación de la PA en presencia del médico.

En ambos grupos los autores calcularon la media y la desviación estándar de la PA sistólica en la primera toma y de la media de las 3 tomas, y además se estudiaron las diferencias entre los subgrupos de hipertensos/no hipertensos, hombres/mujeres y grupos de edad.

Cuando analizaron los resultados, los autores comprobaron que las diferencias halladas en los diferentes subgrupos entre la PA sistólica en la primera toma y la media de las 3 tomas fueron pequeñas. Los pacientes hipertensos presentaban mayores diferencias que los no hipertensos, y las mujeres más que los hombres. También hubo diferencias en los tramos de edad.

Los datos del estudio indican que se observan diferencias en la PA sistólica de 2 a 3 mmHg entre la determinación realizada con una toma y la que se realiza mediante el promedio de 3 determinaciones, sin que estas diferencias varíen según el personal sanitario presente durante la determinación.

La información obtenida en este trabajo puede ser relevante, ya que si se utilizan dispositivos automáticos de lectura, cada vez más extendidos, las diferencias parecen ser menores cuando se compara la determinación de la PA mediante el promedio de varias lecturas con la medición manual, mientras que en la práctica clínica viene utilizándose, de forma frecuente, una sola determinación de la misma.

Por ello, los autores consideran que la estrategia empleada de medición de la PA representa una razonable aplicación práctica del sistema utilizado en el estudio SPRINT.

Los autores concluyen que los datos del estudio indican una escasa diferencia entre una toma y el promedio de 3 tomas automáticas de la PA, lo que puede ser útil en el diagnóstico y en la consecución de objetivos terapéuticos adecuados.

Rodríguez L, Segura A, Alonso FJ, Arias MA, Villarín A, Rodríguez GC. Diferencias de presión arterial entre una toma y la media de 3 tomas medidas automáticamente. Estudio SPRINT. Med Clin (Barc). 2017; 149(2): 72-74.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad