publicidad


Conocimiento sobre su enfermedad en pacientes hipertensos

  • El mayor conocimiento de un problema de salud comporta una mejoría en su control.
  • Diferentes trabajos han observado una relación directa entre el grado de control de la hipertensión arterial y los conocimientos que de ella se tienen.
  • El nivel de conocimientos de los pacientes sobre la hipertensión arterial es bajo, por lo que debería plantearse una intervención educativa para mejorarlo.
  • Aunque en los últimos años el grado de control de las cifras de presión arterial en los pacientes hipertensos ha mejorado, éste sigue siendo escaso.

Dada la relación entre la hipertensión arterial (HTA) y la morbimortalidad cardiovascular, es fundamental conseguir unos niveles de control más elevados. Entre los factores que dificultan este control algunos tienen que ver con el personal sanitario y otros con el propio paciente, y el incumplimiento terapéutico es uno de ellos.

Los autores de este estudio creen que para conseguir una mayor adherencia al tratamiento de la hipertensión es necesario hacer partícipe al paciente del conocimiento de su enfermedad, así como de su control y tratamiento. El objetivo principal de su investigación era evaluar el grado de conocimiento que tenían los pacientes sobre la HTA, que englobaba el diagnóstico, los objetivos de control, las medidas a su alcance para conseguirlos y el conocimiento sobre el propio control. Como segundo objetivo, se plantearon determinar si existe una relación entre los conocimientos sobre la HTA y el grado de control sobre las cifras de presión arterial. Para ello, llevaron a cabo un estudio transversal y multicéntrico en el que incluyeron a pacientes hipertensos mayores de 18 años que acudían a una consulta, fuese médica o de enfermería.

Los autores suministraron a los pacientes una encuesta que recogía datos demográficos y 13 preguntas sobre distintos aspectos relacionados con la HTA. Las preguntas fueron consensuadas entre los investigadores. Además, recogieron las tres últimas medidas de presión arterial del último año y la medicación prescrita. Los pacientes fueron seleccionados mediante muestreo sistemático consecutivo hasta alcanzar una muestra de 400 hipertensos; se obtuvo respuesta del 80,75% de ellos y se recabando datos sobre el control de la presión arterial en 276 pacientes.

Las cifras de diagnóstico de HTA eran conocidas por el 41,3% de los hipertensos bien controlados, frente al 25,7% de los no controlados. Los objetivos de control de presión arterial sistólica eran conocidos por el 39,6% de los pacientes, sin diferencias entre los hipertensos controlados y los que no, mientras que los objetivos de presión arterial diastólica eran conocidos por el 19,6%, sin diferencias según el grado de control tampoco en este caso. El 61% de los pacientes controlados y el 66,7% de los no controlados consideraron que los objetivos eran distintos para los mayores de 65 años. Una mayor proporción de los pacientes bien controlados consideraron la HTA como un problema crónico. Más del 80% pensaban que podía curarse y más de la mitad que el tratamiento podía abandonarse al cabo de unos años. Más del 70% conocían las modificaciones del estilo de vida como medida útil para el control de la hipertensión; sin embargo, el 15% de los pacientes controlados y el 12,4% de los no controlados no relacionaban la toma de la medicación con el control de la HTA.

En el estudio no se observaron diferencias entre el grado de control de la hipertensión y los conocimientos sobre ella. Los pacientes no relacionaban las cifras de normalidad con las cifras de diagnóstico, desconocían los objetivos de control de la presión arterial diastólica y no veían el tratamiento como una medida de ayuda para el control de la misma. Con respecto a las cifras diagnósticas de HTA, eran más conocidas por los pacientes bien controlados que por los que no lo estaban, aunque casi una tercera parte de los pacientes creían estar controlados y en realidad no lo estaban. Además, una quinta parte no relacionaba la medicación con el control de la HTA, sin que existiesen diferencias entre los pacientes con un buen control y los mal controlados. Casi todos los pacientes presentaban algún tipo de incumplimiento.

Un aspecto destacable del estudio, observado por los autores, es el alto porcentaje de pacientes bien controlados, que puede ser atribuido a un sesgo de selección, al no obtener respuesta a la encuesta por parte de los no controlados.
Los autores concluyen que el nivel de conocimientos de los pacientes respecto a la hipertensión es relativamente bajo, y que no se observan diferencias entre los pacientes bien controlados y los que no lo están, aunque sí una cierta tendencia a un mejor conocimiento en los pacientes bien controlados.

Benitez M, Egocheaga MI, Dalfó A, Bajo J, Vara L, Sanchis C, en nombre del equipo investigador del trabajo. Estudio Conocimiento: grado de conocimiento sobre hipertensión arterial de nuestros pacientes. Relación con el nivel de control de la misma. Hipertens Riesgo Vasc. 2015; 32(1): 12-20.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

Comunidad