alfasigma-7dm
Premios-Esteve


¿Es fiable la hemoglobina de los aparatos de gases?

• La valoración del estado de oxigenación tisular se hace mediante la práctica de una gasometría.
• Los gasómetros actuales ofrecen resultados en función de la concentración de hemoglobina en sangre, pero ésta puede estar disminuida por una hemodilución previa.
• La hemoglobina determinada mediante los analizadores gasométricos es fiable, aunque sobrestima de forma sistemática su concentración.

En el paciente que acude a urgencias por una hemorragia digestiva aguda, sea cual sea su origen, es importante atender a dos aspectos relacionados con su tratamiento inmediato: la valoración hemodinámica y el grado teórico de oxigenación de los tejidos. La valoración hemodinámica puede tener como consecuencia que al paciente se le administren líquidos destinados a corregir la hipovolemia, desde suero fisiológico a expansores del plasma. La valoración del estado de oxigenación tisular se efectúa mediante el estudio de gases en sangre, pero los gasómetros utilizados en la actualidad calculan alguno de sus parámetros atendiendo a la concentración de hemoglobina presente en la muestra. Otra cosa es que el aparato de gases en cuestión proporcione, haga visible, publicite la concentración de hemoglobina que ha obtenido para sus cálculos internos, por lo que el conocimiento de este parámetro mediante una prueba tan simple y rápida como una gasometría venosa puede tener importancia para tomar decisiones en cuanto a la administración o no de hemoderivados. Ahora bien, ¿son los valores de hemoglobina proporcionados por los analizadores gasométricos comparables a los que proporcionan los contadores celulares clásicos? Éste es el origen del trabajo que se comenta a continuación.

La comparación entre los dos métodos de obtención de la hemoglobina plasmática, espectrofotometría en el caso de los analizadores de gases y método clásico de Drabkin en el de los contadores celulares convencionales, se realizó en 132 pacientes atendidos por hemorragia digestiva aguda en un único centro. La edad media de los pacientes era de 66,8 años, con un predominio de varones (66%). Como parte de la evaluación analítica inicial, se obtuvo en todos ellos un estudio gasométrico realizado sobre sangre venosa con un analizador GEM 4000 y un hemograma convencional con un contador HORIBA ABX DF120, también con una muestra de sangre venosa. La hemoglobina media medida por el analizador de gases fue de 9,97 g/dL, mientras que la obtenida por el contador celular fue de 9,48 g/dL. La diferencia fue estadísticamente significativa ( p<0,001), ya que la gasometría venosa sobrestimaba de forma sistemática la concentración de hemoglobina, en 0,5 g/dL como media, pero en hasta un 14% la hemoglobina «gasométrica» superaba en 1 g/dL la obtenida por el contador celular. En cambio, con el valor hematocrito no se observaron diferencias significativas.

¿Qué repercusiones puede tener esta discrepancia? En aquellas áreas asistenciales (servicios de urgencias, unidades de cuidados intensivos, de reanimación, etc.) que dispongan de estos aparatos in situ, la obtención de resultados es rápida, mucho más rápida que la que puede ofrecer el laboratorio de urgencias. Sin embargo, ¿puede la sobrestimación de la concentración de hemoglobina llegar a tener algún efecto adverso sobre el paciente? El trabajo de Benítez et al. no lo ha estudiado, pero lo cierto es que en los últimos años se ha tendido a un criterio más restrictivo en cuanto a la administración de hemoderivados, por lo que si la decisión ha de basarse en la hemoglobina obtenida por gasometría es más difícil que se indiquen transfusiones inadecuadas. Evidentemente, siempre será la evaluación clínica y hemodinámica del paciente la que acabe de determinar la pertinencia o no de la transfusión sanguínea. En cualquier caso, parece que la valoración de la hemoglobina por los analizadores gasométricos es fiable, aunque con desviaciones con respecto a las mediciones estándar. Queda por ver qué repercusiones clínicas puede llegar a tener sobre el paciente el hecho de que la toma de decisiones se haga sobre esta forma de valoración.

Benítez Cantero JM, Jurado García J, Ruiz Cuesta P, González Galilea A, Muñoz García-Borruel M, García Sánchez V, et al. Valoración precoz de la anemia en el paciente con hemorragia digestiva aguda: concordancia entre gasometría venosa y laboratorio convencional. Med Clin (Barc). 2013; 141(8): 332-337.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad