alfasigma-7dm


Taichí y diabetes

  • Los beneficios obtenidos mediante la actividad física convencional son similares a los que se consiguen con la práctica de los ejercicios utilizados en la medicina tradicional china.
  • Estos ejercicios pueden ser más fáciles de aprender que los convencionales, y en general no requieren equipamientos caros o complicados.
  • El tai chi chuan y el chi kung son programas de ejercicio estructurados y apropiados para los pacientes con diabetes mellitus, ya que mejoran su la calidad de vida.

En enero de 2015 se publicó en la Revista Cubana de Endocrinología una revisión bibliográfica que describía algunas formas alternativas de ejercicios utilizados por la medicina tradicional china como una opción que considerar en el tratamiento de pacientes con diabetes mellitus.

Los autores empiezan repasando los beneficios de la actividad física para la salud. La práctica de ejercicio físico mejora el control de la glucosa sanguínea al aumentar la sensibilidad a la insulina y contribuir a la pérdida de peso, facilita el control metabólico, por lo que reduce los factores de riesgo cardiovascular, mejora la presión arterial y la función cardiaca y eleva los niveles de las lipoproteínas de alta densidad (colesterol HDL), además de disminuir los niveles de colesterol total y triglicéridos. Entre otros efectos beneficiosos del ejercicio figuran la mejora de los estados de hipercoagulabilidad y las alteraciones de la fibrinólisis, el incremento de la capacidad aeróbica (fundamentalmente cuando se combina la práctica de ejercicio aeróbico y de resistencia, medida como el consumo máximo de oxígeno), el aumento de la elasticidad corporal, la mayor sensación de bienestar general y la mejora de la calidad de vida; asimismo, previene la aparición de diabetes mellitus tipo 2 en personas con riesgo de padecerla.

Por otra parte, también se describen los riesgos derivados de la actividad física mal controlada en pacientes con diabetes mellitus. Aunque no existe una contraindicación formal para la práctica de ningún deporte en general, deben desaconsejarse los que entrañan riesgos para la salud (maratón, submarinismo y alpinismo, entre otros). En los individuos con neuropatía periférica han de limitarse los ejercicios que conlleven un esfuerzo de compresión sobreañadido en los pies, los pacientes con retinopatía deben evitar los deportes anaeróbicos y de contacto, y en las personas con diabetes mellitus es necesario mantener el control metabólico antes, durante y después de la realización del ejercicio.

Los autores recogen las recomendaciones de las principales guías de práctica clínica, en las que se recomienda hacer al menos 150 minutos semanales de ejercicio físico aeróbico de intensidad moderada (50-70% de ritmo cardiaco máximo) y entrenamiento de resistencia tres veces por semana, a menos que esté contraindicado por la presencia de alguna complicación.

A continuación, los autores se centran en los ejercicios de la medicina tradicional china. En la China antigua se prestaba gran atención al régimen higiénico, a los métodos de fortalecimiento general, entre los que se incluían la dieta, el masaje, los baños de sales y la gimnasia. A esa época se remontan también las primeras manifestaciones de su utilización en la conservación de la salud como medio terapéutico, lo que se conoce a través del Compendio cronológico del Imperio Chino, obra del sacerdote jesuita el padre Amiot.

El tai chi chuan (también llamado taichí) y el qigong o chi kung son los dos ejercicios médicos chinos más populares en todo el mundo; ambos aportan beneficios fisiológicos y psicológicos que resultan de utilidad en personas con diabetes mellitus y síndrome metabólico. Para muchos, estos ejercicios chinos pueden ser más fáciles de aprender que los convencionales y en general no requieren equipamientos caros o complicados.

Los autores efectúan una revisión bibliográfica exhaustiva y describen los resultados de estos ejercicios en pacientes diabéticos. Los beneficios obtenidos mediante la actividad física convencional son similares a los que se consiguen con la práctica de los ejercicios utilizados en la medicina tradicional china. Los ejercicios chinos de tradición milenaria constituyen programas de actividad física útiles, bien estructurados y con miles de años de práctica cotidiana que, junto con el tratamiento convencional de la diabetes mellitus, pueden facilitar una buena evolución y una mayor calidad de vida a las personas con diabetes, ya que tienen efectos positivos sobre el control metabólico, la densidad ósea, la función física en general y la cardiopulmonar en particular, el estado psicológico y la función inmunitaria del paciente.

Hernández J, Licea ME, Castelo L. Algunas formas alternativas de ejercicio, una opción a considerar en el tratamiento de personas con diabetes mellitus. Revista Cubana de Endocrinología. 2015; 26(1): 77-92.

Valora este artículo
(1 Voto)
Taichí y diabetes - 5.0 out of 5 based on 1 vote

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad