alfasigma-7dm
Premios-Esteve


Un café para mis arterias, por favor

  • Los efectos del consumo de café sobre la salud cardiovascular es un asunto controvertido.
  • El consumo habitual de café se ha asociado a una menor prevalencia de arteriosclerosis subclínica y un menor riesgo de complicaciones cardiovasculares.

El efecto del consumo de café sobre la salud cardiovascular es un asunto controvertido. Quedaron atrás las preocupaciones sobre un posible aumento del riesgo de enfermedad cardiovascular y su efecto no aclarado sobre la hipertensión arterial (el consumo de café aumenta la presión arterial de forma aguda, pero este efecto parece desaparecer con el consumo de café de forma crónica y algunos estudios prospectivos no apoyarían la hipótesis de que el alto consumo de café aumente el riesgo de hipertensión). Por otra parte, un reciente metaanálisis de 36 estudios prospectivos demostró que el consumo moderado de café (3-5 tazas diarias) se asoció a una disminución del riesgo de enfermedades cardiovasculares. El consumo de café podría mejorar la sensibilidad a la insulina y la función de las células β, probablemente por la presencia de antioxidantes, la disminución del riesgo de diabetes mellitus tipo 2 y la disminución del c-LDL.

El Estudio de Salud Kangbuk Samsung representa a una cohorte de hombres y mujeres sometidos a exámenes anuales o bienales dentro un programa de revisiones médicas de empresa. El objetivo de este estudio coreano, desarrollado entre marzo de 2011 y abril de 2013, era investigar la asociación entre el consumo habitual de café y la prevalencia de calcio en las arterias coronarias.

Se trata de un estudio transversal que incluía 25.138 hombres y mujeres con una media de edad (± desviación estándar) de 41,3 ± 7,5 años. El 83,7% de los participantes eran hombres, sin enfermedad cardiovascular clínicamente evidente. Los participantes cumplimentaron un cuestionario de 103 ítems acerca de hábitos alimentarios, y se les realizó un examen físico en el que se incluía una tomografía computarizada y la medida del calcio en las arterias coronarias. El calcio en las coronarias es un marcador de la aterosclerosis coronaria subclínica que predice el futuro de la enfermedad coronaria. El consumo habitual de café se cuantificó como ninguno, entre 1 y 3, entre 3 y <5, y ≥5 tazas diarias.

Los modelos estadísticos se ajustaron inicialmente por edad, sexo, centro y año de examen de detección, y después se ajustaron los potenciales factores de confusión, incluido el nivel de educación, la actividad física, el índice de masa corporal, la historia familiar de enfermedad coronaria, el consumo de alcohol, el consumo total de energía y el consumo de frutas, verduras y carnes rojas y procesadas, además de ajustar por el consumo de té (incluido el negro, el verde y cualquier otro).

La prevalencia de calcio en las arterias coronarias detectable (puntuación >0) fue del 13,4% (n= 3.364), incluida la prevalencia del 11,3% para las puntuaciones de calcio en las arterias coronarias de 1-100 (n= 2.832), y la prevalencia del 2,1% para las puntuaciones >100 (n= 532). La media del consumo de café fue de 1,8 ± 1,5 tazas diarias. El análisis de variables múltiples ajustado según las medidas de calcio en las arterias coronarias demostró unas relaciones para menos de 1 taza al día de 0,77 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,49-1,19), entre 1 y <3 tazas al día de 0,66 (IC del 95%: 0,43-1,02), entre 3 y 5 tazas al día de 0,59 (IC del 95%: 0,38-0,93) y en consumos superiores a 5 tazas al día de 0,81 (IC del 95%: 0,46-1,43), frente a los no consumidores de café (p por tendencia cuadrática de 0,02). La asociación fue similar en los subgrupos, independientemente de la edad, el sexo, el tabaquismo, el consumo de alcohol, la obesidad, la diabetes mellitus, la hipertensión y la hipercolesterolemia.

Según los autores en esta amplia muestra de hombres y mujeres coreanos, aparentemente libres de enfermedad cardiovascular, el consumo de café se asoció a una menor prevalencia de calcio en las arterias coronarias. Los autores reconocen las limitaciones del estudio, un diseño transversal que limita la posibilidad de establecer inferencias causales, sesgos de medición al tratarse de cuestionarios autoadministrados, y no se diferenció entre el café con cafeína y descafeinado, aunque en la discusión resaltan que el café descafeinado no es popular entre los coreanos. Como puntos fuertes del estudio destaca el gran tamaño de la muestra, que proporciona una potencia suficiente para detectar la asociación entre el consumo de café y las puntuaciones de calcio en las arterias coronarias, habiendo controlado los posibles factores de confusión. Finalmente, los autores consideran que sería necesario realizar estudios más potentes para demostrar la relación de causalidad entre el consumo de café y la protección frente a la arteriosclerosis subclínica.

Choi Y, Chang Y, Ryu S, Cho J, Rampal S, Zhang Y, et al. Coffee consumption and coronary artery calcium in young and middle-aged asymptomatic adults. Heart. 2015; 101: 686-691 [DOI: 10.1136/heartjnl-2014-306663].

Valora este artículo
(3 votos)
Un café para mis arterias, por favor - 3.7 out of 5 based on 3 votes

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad