alfasigma-7dm
Premios-Esteve


Investigadores del IDIBGI ponen en marcha una nueva estrategia para pacientes que han sufrido un ictus mientras dormían

Cerca de dos millones de europeos sufren un ictus anualmente y una de cada seis persones lo sufrirán a lo largo de su vida. El tiempo transcurrido entre la aparición de los síntomas y la administración del tratamiento es muy importante, ya que cuanto menos tiempo pasa, más posibilidades de recuperación existen. En muchos casos, se aplica un tratamiento trombolítico eficaz (rtPA), pero sólo se puede administrar a pacientes con un tiempo de aparición de los síntomas inferior a las 4,30 h.

Esta situación se complica cuando el paciente se despierta con los síntomas de haber sufrido un infarto cerebral mientras dormía, ya que hasta ahora no había manera de conocer el tiempo transcurrido.

Este estudio permite establecer, desde el pasado 28 de febrero, un nuevo protocolo de actuación que amplía el tratamiento a pacientes con ictus del despertar o también llamado «ictus de tiempo de inicio incierto». A través de resonancia magnética (IRM), se determinará el tiempo transcurrido y se valorará si el paciente es apto para recibir rtPA.

Para obtener esta información tan importante, colaboran activamente investigadores del Grupo de Investigación en Imagen Médica del departamento de Radiología-IDI (Institut de Diagnòstic per la Imatge), encabezado por Salvador Pedraza, e investigadores del grupo de investigación en patología vascular cerebral del servicio de Neurología del Hospital Universitari de Girona Doctor Josep Trueta, liderados por Joaquín Serena. El equipo de investigadores son miembros del IDIBGI (Institut d'Investigació Biomèdica de Girona) y lideran en España el proyecto europeo WAKE UP.

Según Pedraza, «utilizamos una combinación de 2 series de imágenes de resonancia magnética. La primera, llamada Difusión (imágenes ponderadas por difusión), permite realizar el diagnóstico. Con la segunda, conocida como FLAIR, se determina si el paciente está dentro del margen de las 4,30 h desde el inicio del ictus. En las imágenes Difusión aparecen rápidamente los cambios producidos en el cerebro después de un accidente cerebrovascular, mientras que en el FLAIR son evidentes después de diversas horas.»

Christian Gerloff, de la Clínica Universitaria de Hamburgo y coordinador europeo de WAKE UP, afirma que el proyecto es un paso muy positivo hacia la solución de uno de los problemas de salud más graves de la Unión Europea y tiene el potencial para cambiar la manera de tratar los accidentes cerebrovasculares.

En el estudio participan 54 centros de 7 países europeos y está financiado por la Comisión Europea dentro del VII Programa Marco de R+D. En España colaboran 5 hospitales (Trias i Pujol de Badalona, Sant Pau de Barcelona, Clínico de Valladolid y Clínico de Santiago de Compostela) liderados por el Hospital Josep Trueta de Girona.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad