alfasigma-7dm
komunicrea-avances


Entrevista con Francisco Javier Álvarez Gutiérrez sobre tratamiento del asma

Francisco Javier Álvarez Gutiérrez. Unidad de Asma. Hospital Universitario Virgen del Rocío. Sevilla. Coordinador del Área de Asma de la SEPAR

«Hoy día existen recursos terapéuticos para poder controlar a la inmensa mayoría de los pacientes con asma»

– ¿Qué proporción de pacientes asmáticos no están bien controlados y a qué se debe esa falta de control?
Según los datos disponibles, el porcentaje de pacientes que no están bien controlados se sitúa entre el 50 y el 80%. Existen varias causas, pero la más importante es la falta de cumplimiento de la medicación. Otros factores asociados pueden ser la falta de percepción de sus síntomas, o simplemente que consideran normal presentar síntomas como la disnea al realizar esfuerzos.

– ¿Qué papel puede tener en el futuro la medicina personalizada en esta enfermedad?
Será la manera de plantear la estrategia de tratamiento, sobre todo en los pacientes más graves. Actualmente hemos comenzado a diferenciar a nuestros pacientes por los denominados «endofenotipos» de la enfermedad. Estos endofenotipos van a definir cada vez más las indicaciones de tratamiento, sobre todo de los nuevos tra-tamientos con anticuerpos monoclonales. En el futuro la terapia será «a la carta», específicamente diseñada para las características fisiopatológicas de cada paciente.

– ¿Qué pueden hacer los médicos de atención primaria para mejorar el control de la enfermedad?
Los médicos de atención primaria desempeñan un papel central. En primer lugar, es fundamental hacer un diag-nóstico correcto de la enfermedad, de su gravedad y grado de control. Para ello existen instrumentos como la espirometría (con test broncodilatador) y cuestionarios como el ACT y ACQ, que deberían utilizarse de forma habitual en la consulta. Además, el médico de atención primaria tiene una función vital a la hora de informar al paciente sobre su enfermedad, insistiéndole en que el asma es una enfermedad inflamatoria crónica, que en la mayor parte de los casos requiere un tratamiento continuado (ajustado a la gravedad). En la mayoría de los pacientes, el incumplimiento del tratamiento es uno de los principales problemas para la falta de control. Este hecho, unido a una incorrecta técnica de uso de los sistemas de inhalación, hace que la función del médico de atención primaria sea esencial. Hoy día existen recursos terapéuticos para poder controlar a la inmensa mayoría de los pacientes con asma. Está en la mano de los profesionales poder conseguirlo.

– ¿Considera que existe una buena coordinación entre la atención primaria y la especializada?
A pesar de los múltiples intentos realizados para mejorar esta coordinación, la realidad es que aún no se ha conseguido el nivel que todos deseamos. En el fondo de esta circunstancia puede estar la dificultad intrínseca de la coordinación entre colectivos que trabajan en servicios y estructuras organizativas diferentes. La descoordinación se ha agravado en los últimos años por los recortes en sanidad, no habiéndose desarrollado nuevos programas en este sentido o abandonándose los puestos en marcha. Es necesario concienciar a todos, también a la administración sanitaria, de que la coordinación es un factor esencial, y apoyar desde todas las instancias los programas de coordinación que surjan de los propios profesionales de todos los ámbitos, incluidas las sociedades científicas.

– ¿Cuáles son los principales retos de futuro en el ámbito del asma?
El desarrollo de la medicina personalizada, el tratamiento por endofenotipos, el desarrollo de mejores herramientas que ayuden a establecer el control de la enfermedad y la efectividad de los tratamientos. En este sentido, es necesario investigar más para encontrar nuevos biomarcadores sencillos de realizar que establezcan de forma objetiva el control de la enfermedad y la efectividad de los nuevos tratamientos aplicados. También es muy importante mejorar los programas de coordinación entre todos los profesionales que atienden a los pacientes, desarrollar equipos multidisciplinares que puedan mejorar el diagnóstico, así como el tratamiento de las comorbilidades, y mejorar el grado de cumplimiento, la técnica de uso de los inhaladores y, en definitiva, el control de la enfermedad.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad