ACTUALIDAD



La infección por el virus de la gripe es una importante causa potencial de morbilidad grave en los pacientes oncológicos. Por esta razón, el Consenso 2012 de Vacunación de los grupos de riesgo frente al virus de la gripe, elaborado por diversas sociedades científicas españolas, entre ellas la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), y el Grupo de Estudio de la Gripe (GEG), hace especial hincapié en la necesidad de ampliar la cobertura vacunal antigripal a las personas con cáncer que debido a su enfermedad o tratamiento presenten criterios de riesgo frente a la infección por el virus.

Según los datos de vacunación antigripal de la temporada 2011-2012 registrados por el GEG a través del Gripómetro, el 82,2% de los pacientes oncológicos es consciente de que el cáncer es una enfermedad por la que se recomienda la inmunización frente a la gripe, mientras que un 58,1% de este colectivo confía en la vacuna antigripal como un medio útil para prevenirla. Sin embargo, frente a estas cifras, la realidad evidencia que solo un 31,8% de los pacientes con cáncer menores de 65 años se vacunaron durante la temporada 2011-2012. Por su parte, solo un 66,8% de los mayores de 65 años con cáncer se inmunizaron, frente al objetivo mínimo del 75% marcado por la Organización Mundial de la Salud, lo que supone el grupo de riesgo con menos vacunas administradas de todos los colectivos analizados.

Por esta razón, desde el Grupo de Estudio de la Gripe en colaboración con todas las sociedades científicas firmantes del Consenso 2012 de Vacunación, «pretendemos que la recomendación a favor de la vacunación en los grupos de riesgo como los pacientes oncológicos se convierta en rutinaria y que ningún paciente manifieste complicaciones de su enfermedad o desarrolle otras patologías por no haber sido informado de su riesgo en caso de contraer gripe ni haya sido inmunizado frente a ella», indica Ramón Cisterna, coordinador del Grupo de Estudio de la Gripe y jefe de Servicio de Microbiología Clínica y Control de la Infección del Hospital de Basurto (Bilbao).

Los pacientes con cáncer son un objetivo prioritario de vacunación única estacional y, especialmente, aquellos que están en tratamiento activo con quimioterapia, seguidos de los pacientes que han recibido quimioterapia en el último año, bien sea como tratamiento curativo o paliativo.

En la población oncológica adulta, aunque es posible que la respuesta inmune sea menor que en otros colectivos, los expertos aconsejan la vacunación en base a la evidencia de que la inmunización puede prevenir las posibles complicaciones de la gripe. «En cuanto a los pacientes pediátricos todavía existen dudas de si su respuesta inmunitaria a la vacuna antigripal puede protegerlos de la infección por influenza o de sus complicaciones asociadas, aunque en cualquier caso, siempre es recomendable su inmunización», explica César A. Rodríguez, secretario científico de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

Dentro de este colectivo, las personas en tratamiento inmunosupresor suelen tener una respuesta inmunitaria a las vacunas inferior a la de las personas inmunocompetentes, aunque su vacunación puede ser beneficiosa para prevenir infecciones como la gripe que, en ellos tienen una mayor gravedad. De esta forma, «la vacuna debe administrarse, si es posible, al menos dos semanas antes del inicio tratamiento inmunosupresor y si el paciente ya está recibiendo quimioterapia, la vacuna ha de administrarse una vez recuperada la inmunidad del paciente e inmediatamente antes del siguiente ciclo de quimioterapia. Aunque la eficacia de la vacuna pueda ser menor, es preferible que se vacune a que no lo haga -explica el especialista de la SEOM- aunque se tiene que considerar que quizá la vacunación no haya inmunizado al paciente, por lo que algunos aconsejan revacunar tres meses después de acabar el tratamiento». Para los pacientes sin tratamiento activo y en largo seguimiento sin recidiva y sin inmunosupresión, las recomendaciones de vacunación probablemente puedan extrapolarse al resto de la población y grupos de riesgo.

En palabras de Cisterna: «la vacunación en estos grupos de riesgo es de vital importancia, porque el virus de la gripe no sólo es causa de enfermedad primaria, sino porque puede derivar en otras patologías o agravar enfermedades ya existentes en el paciente». .

Leer más ...
Valora este artículo
(0 votos)


Más del 40% de los pacientes catalanes con enfermedades reumáticas afirma que recibió su diagnóstico 3 años después de sufrir los primeros síntomas. En concreto, uno de cada tres asegura que fue diagnosticado transcurridos 5 años o más. Son resultados de una encuesta realizada entre pacientes de la Lliga Reumatològica Catalana y presentados con motivo de la inauguración de la exposición del I Certamen de Fotografía sobre Enfermedades Reumáticas, cuya exposición estará abierta al público de forma gratuita del 5 al 10 de noviembre en el FAD (Convent dels Àngels)

El I Certamen de Fotografía es una iniciativa organizada por la Lliga Reumatològica Catalana, la Coordinadora Nacional de Artritis (ConArtritis), la Coordinadora Española de Asociaciones de Espondilitis (CEADE) y la Liga Reumatolóxica Galega, con la colaboración de Abbott, con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre el impacto que suponen estas patologías y la importancia del diagnóstico precoz, que incide de forma diurecta en la calidad de vida de los afectados y en las secuelas que va a tener la enfermedad. Las enfermedades reumáticas afectan a uno de cada cuatro catalanes, según datos de la Sociedad Española de Reumatología (SER), y entre ellas se encuentran más de 200 dolencias, entre las que destacan la artritis reumatoide y la espondilitis anquilosante por su impacto y alta prevalencia.

Más dificultades para encontrar trabajo

El estudio, realizado entre más de 600 pacientes, concluye que 9 de cada 10 pacientes catalanes (94,8%) aseguran que, debido a su enfermedad, se encuentran con «más dificultad» o «mucha más dificultad» que el resto de la población a la hora de encontrar trabajo. «Al mismo tiempo, el 41% de los pacientes que ya tiene trabajo confiesa que alguna vez ha ocultado su patología en el entorno laboral por temor a que le pudiera afectar de forma negativa», explica, por su parte, Patricia Planas, coordinadora y psicóloga de la Lliga.

Por ello, los pacientes catalanes consideran que existe cierto grado de incomprensión por parte de la población en relación con las enfermedades reumáticas, en concreto, hasta un 29,7% manifiesta que la sociedad no llega a entender el impacto físico o emocional que suponen. «Como resultado de este desconocimiento, casi 6 de cada 10 pacientes revelan que en alguna ocasión se han sentido discriminados y hasta un 38,6% afirma que ha ocultado partes de su cuerpo afectadas por la enfermedad por miedo a ser rechazado», puntualiza Planas.

Enfermedades reumáticas y vida sexual

La encuesta desvela que las enfermedades reumáticas también tienen repercusiones en el ámbito afectivo. «Tres cuartas partes de los pacientes (75,4%) admite que su patología le produce limitaciones para tener una vida sexual satisfactoria y hasta el 70,2% considera que se encuentra con 'más dificultad' o 'mucha más dificultad' que el resto de la población a la hora de encontrar pareja», señala Planas.

Por su parte, la Dra. Sara Marsal, presidenta de la Sociedad Catalana de Reumatología, recuerda la necesidad de acudir al médico lo antes posible, una vez que la enfermedad presenta sus primeros síntomas. «El diagnóstico en las fases iniciales es fundamental para evitar el deterioro de las articulaciones, mejorar la respuesta terapéutica y conseguir una mayor calidad de vida a largo plazo», explica.

Girona y Lleida también acogerán esta exposición itinerante –que ya ha pasado por Madrid, Oviedo y próximamente lo hará por ciudades como Santiago de Compostela- para que los ciudadanos puedan ver de forma gratuita las 20 fotografías finalistas del I Certamen de fotografía sobre Enfermedades Reumáticas.

Leer más ...
Valora este artículo
(0 votos)


La Unidad Quirúrgica Extrahospitalaria de Ginecología del Hospital del Mar, la primera y de momento única de toda España ubicada en un Centro de Atención Primaria, ha demostrado que es posible realizar casi el 100% de la cirugía intrauterina en las áreas de atención primaria. «El Hospital del Mar apostó por una estrategia innovadora que nos ha permitido ofrecer un excelente servicio quirúrgico fuera del Hospital. Con un equipo profesional de un médico y una enfermera, y sin los requerimientos de un quirófano tradicional, hemos demostrado que la técnica actual permite llevar a cabo intervenciones quirúrgicas como la esterilización tubárica y la extracción de miomas y pólipos, con todas las garantías, a nivel ambulatorio», explica el Dr. Haimovich, responsable del proyecto.

La Unidad Quirúrgica Extrahospitalaria del Hospital del Mar, ubicada en el CAP Drassanes, ha realizado ya unos 1.245 procedimientos quirúrgicos, que incluyen 500 esterilizaciones tubáricas, 700 histeroscopias diagnóstico-quirúrgicas y la extracción de 500 pólipos y 100 miomas, entre otras intervenciones. Aunque empezó esencialmente como una Unidad Diagnóstica, el avance de la técnica y el uso de forma pionera del láser para determinadas intervenciones, ha permitido que haya evolucionado hacia una Unidad Quirúrgica. El éxito de la experiencia ha quedado constatado, entre otros indicadores, por una encuesta de satisfacción realizada en la que un 92,5% de las usuarias manifiestan que recomendarían este servicio, valoración que los responsables de la Unidad asocian a que, manteniendo la alta calidad del procedimiento asistencial, el espacio y la ubicación consiguen disminuir la ansiedad de las usuarias ante el hecho quirúrgico y que sea percibido como un servicio más cercano y eficiente.

La cirugía intrauterina con láser y sin anestesia para eliminar pólipos intrauterinos y miomas es una técnica que se realiza en el quirófano hospitalario. No obstante, y gracias a una técnica pionera desarrollada por el servicio de ginecología del Hospital del Mar, la Unidad Quirúrgica Extrahospitalaria puede extraer miomas intrauterinos de hasta 30 mm, y con el desarrollo reciente de un nuevo láser vaporizador, incluso miomas de grandes dimensiones sin necesidad de emplear un quirófano convencional, con la consecuente reducción de costes asociados a la intervención y con la posibilidad de duplicar el número de intervenciones diarias. La Unidad realiza también esterilizaciones tubáricas, una técnica que sustituye a la ligadura de trompas, que en 5 minutos y sin anestesia, consigue a nivel ambulatorio una eficacia superior a la ligadura de trompas tradicional.

Leer más ...
Valora este artículo
(0 votos)

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más
información

 

 

Comunidad