ACTUALIDAD



Datos de la Iniciativa Global para la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (GOLD) indican que la EPOC mata cada año en el mundo a cerca de 3 millones de personas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se trata de la cuarta causa de mortalidad, únicamente superada por la cardiopatía isquémica, el ictus y las enfermedades infecciosas. Sus previsiones la sitúan en el tercer lugar en el año 2020. La EPOC, por tanto, mata a más personas que el cáncer y a muchas más que el SIDA. La padece una de cada diez mayores de 40 años y sus costes directos en la Unión Europea se estiman en más de 38.000 millones de euros.

Leer más ...
Valora este artículo
(0 votos)


Con motivo de la celebración mañana 1 de diciembre, del Día Mundial del Sida, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se ha adherido al lema propuesto para la Campaña Mundial contra el Sida: «Llegar a cero». Se trata de una propuesta para lograr «cero nuevas infecciones por el VIH, cero discriminaciones y cero muertes por sida».

Datos epidemiológicos 2011

A pesar de logros conseguidos a lo largo de los mas de 30 años de historia de la epidemia de sida, aún quedan retos pendientes, y así lo demuestran algunos de los datos epidemiológicos recogidos por las comunidades autónomas en 2011.

Entre 120.000 y 150.000 personas en España están infectadas por el virus del VIH y, de ellas, un tercio desconoce que es portadora del virus.

En 2011 se notificaron un total de 2.763 nuevos diagnósticos de VIH en las comunidades autónomas que participan en el sistema de vigilancia (lo que representa el 71% del total de la población española). Por tanto, se estima que en España se diagnostican entre 3.500 y 4.500 nuevos contagios del virus al año.

El 83,4% de los nuevos diagnósticos correspondió a hombres, y la edad más frecuente al diagnóstico fue de 35 años.

Con respecto a la vía de transmisión más frecuente, en un 85% de los casos fueron las relaciones sexuales sin protección. De éstas, el 54% se dio en hombres que tienen sexo con hombres y el 31% en relaciones heterosexuales. Muy por debajo, con un 5%, la siguiente vía más frecuente de transmisión fue la vía parenteral en usuarios de drogas inyectadas.

Cabe destacar una disminución de los nuevos diagnósticos en personas originarias de otros países desde el 41% en el año 2008 al 37% en el año 2011 Tras el origen español, el más frecuente fue el latinoamericano y el subsahariano. En el caso de los nuevos diagnósticos en mujeres, más del 50% se detectó en mujeres extranjeras. En los pacientes extranjeros, la principal vía de transmisión detectada fue por relaciones heterosexuales sin protección.

Campaña por el diagnóstico precoz

Aunque en España el acceso a la prueba del VIH es gratuito y confidencial, un 46,5% de los nuevos diagnósticos en el año 2011 se realizaron de forma tardía. Este hecho implica un deterioro inmunitario y supone que los pacientes no han podido beneficiarse del tratamiento al inicio de la infección y no han podido adaptar medidas preventivas a fin de reducir la trasmisión del virus a otras personas, al desconocer que estaban infectadas.

Los heterosexuales son el grupo que presenta una mayor proporción de diagnóstico tardío, tanto en hombres (60%) como en mujeres (59%). Mientras, el grupo de los hombres que tienen sexo con hombres, con un 38%, son los que presentan menor retraso en el diagnóstico. Por otro lado, la demora en la detección del VIH aumenta de forma importante con la edad, y es más frecuente detectar el virus tarde en mayores de 49 años.

Por este motivo, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad recomienda la realización de la prueba del VIH especialmente a aquellas personas que sospechen que han podido estar expuestas al virus. (Puede obtenerse información sobre esta prueba de forma gratuita y confidencial desde cualquier lugar de España llamando al teléfono 900 111 000 [Cruz Roja]).

Uno de los principales objetivos que se plantean a los gobiernos desde ONUSIDA es precisamente disminuir el número de nuevas infecciones e identificar a todas las personas infectadas que lo desconocen, disminuir el diagnóstico tardío, aumentar la adherencia al tratamiento y continuar con los programas de reducción del daño.

Para avanzar hacia todos estos objetivos, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad está trabajando en el diseño de las líneas estratégicas del Plan Nacional sobre el Sida, con el fin de priorizar los programas de prevención de la infección y de reducción del diagnóstico tardío.

Leer más ...
Valora este artículo
(0 votos)


El Hospital del Mar ha dirigido un estudio que ha identificado los pacientes con más riesgo de padecer dolor crónico postoperatorio y que permitirá prever la aparición del dolor y mejorar su control posterior. Los resultados del estudio, financiado por la Marató de 2007, en el que han participado 27 centros más de Cataluña y de la Comunidad Valenciana, ayudarán a anestesiólogos y cirujanos de todo el mundo a detectar con precisión los pacientes con más factores de riesgo asociados el dolor crónico posquirúrgico, con el fin de implementar en estos casos los recursos humanos y materiales preventivos necesarios antes de iniciar la intervención quirúrgica.

Según los resultados del estudio, un año después de la operación el 19,1% de los pacientes intervenidos por toracotomía (intervención de la pared torácica), el 9,9% de las de histerectomías abdominales, el 6,2% de los de hernias inguinales y el 4,1% de las de histerectomías vaginales sufre dolores. «Hemos descubierto que la ansiedad, la depresión, la juventud de un/a paciente y los dolores previos son factores de riesgo asociados a la posibilidad de sufrir dolor crónico después de una intervención quirúrgica», explica Antonio Montes, anestesiólogo del Hospital del Mar y principal investigador de este estudio. «En cambio, aunque por primera vez se han detectado tres casos concretos en los que un determinado polimorfismo (SNP) puede provocar un mayor o menor índice de dolores crónicos, el estudio concluye que los factores genéticos no son tan determinantes como se pensaba».

La investigación la han desarrollado investigadores del Hospital del Mar, del IMIM (Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas) y de la Sociedad Catalana de Anestesiología y se ha basado en el estudio de cuatro tipos de cirugías comunes: las intervenciones de hernias inguinales, las histerectomías abdominales y vaginales y las intervenciones de la pared torácica.«Los resultados nos han permitido conocer por primera vez, tanto a corto plazo (3 meses) como a largo plazo (12 meses), cuáles son los principales factores de riesgo que provocan la cronificación del dolor posoperatorio» apunta Montes. Esta es una cuestión que ha suscitado mucho debate e interés durante la última década, pero que nunca había sido estudiada en profundidad.

Los resultados obtenidos abren a seguir investigando si los factores de riesgo detectados son los mismos en otros tipos de operaciones y para establecer una puntuación clara que permita establecer, antes de las intervenciones, una evaluación de los riesgos del desarrollo de dolor crónico.

Leer más ...
Valora este artículo
(0 votos)

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más
información

 

 

Comunidad