Imprimir esta página

La mejora de la atención sanitaria en residencias de mayores requiere de una agenda urgente

  • 12 Noviembre 2020

Uno de los ámbitos más afectados por la pandemia ha sido el de las residencias de mayores, por ello y ante el actual contexto de pandemia por COVID-19 en España, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) a través de la Comisión Asesora COVID-19-OMC publica su undécimo informe con el objetivo de ofrecer reflexiones y propuestas que mejoren la respuesta en las residencias de mayores y centros sociosanitarios en el proceso de desescalada de la pandemia y en el escenario post-COVID.

El informe pone de manifiesto que es urgente la necesidad de abordar una agenda de mejora de la atención sanitaria en las residencias de mayores y centros sociosanitarios, así como resulta imprescindible una coordinación constante e inmediata con el sistema sanitario, entre otras muchas cuestiones.

Dicho informe, en base a la situación de respuesta a la pandemia, ofrece cinco grandes líneas de mejora:

1- Medidas de prevención y control para personal y residentes. Medidas generales y plan de contingencia. Control exhaustivo de acceso a las residencias de mayores y otros centros sociosanitarios, pero facilitando el contacto con los familiares a través de las tecnologías de la comunicación (videoconferencias con imagen preferiblemente), o de sistemas de visita seguros, evitando en lo posible restringirlas totalmente, y adaptando las políticas de visita a las situaciones epidemiológicas, características del residente y del visitante, y condiciones del centro. Garantía de equipos de protección para trabajadores y suministro constante de material sanitario específico. Control de los nuevos ingresos y organización asistencial. Cribado periódico de pacientes y de profesionales.

2. Asegurar de manera prioritaria y ágil la realización de test que permitan diagnosticar los casos e identificar los contactos para establecer sistemas de detección y aislamiento precoces, tanto para residentes como para trabajadores.

3- Coordinación constante e inmediata con el sistema sanitario: en general, la coordinación de las residencias debe realizarse con la atención primaria (AP), con soporte de la salud pública y de los hospitales, estableciendo flujos claros y bien conocidos de relación y derivación. En varias comunidades se han implementado soluciones intermedias previas a la hospitalización convencional con unidades especializadas. Los sistemas de información sanitaria, integrados o interoperables, son esenciales para gestionar la información clínica de los residentes.

4- Desarrollo de sistemas de diagnóstico y detección precoz, así como de seguimiento no presencial mediante telemedicina. Medidas orientadas también a mantener el contacto constante con los familiares a través de las tecnologías de la comunicación.

5- Se ha de abordar con compromiso y sin dilación una agenda de mejora de la atención sanitaria en las residencias de mayores y otros centros sociosanitarios, que trascienda y supere la tradicional prédica de coordinación intersectorial:

  • Planes autonómicos con requisitos de personal e infraestructuras, que fomenten calidad de empleo y formación del personal.
  • Equipos provinciales o territoriales para gestionar la atención sanitaria en residencias.
  • Reforzamiento de la AP para asumir de forma estable las cargas de trabajo de la atención sanitaria a los residentes.
  • Adaptación del hospital y los servicios de urgencia para una atención más segura, específica y apropiada.
  • Adecuada atención y cuidados a pacientes con enfermedad avanzada y frágiles.
  • Planes adaptados para mantener activa, física y cognitivamente, a la población residente, contrarrestando la reducción de interacción social y previniendo complicaciones de ésta.
  • Creación en las residencias de equipos gestores de emergencias y brotes infecciosos, desarrollando la capacitación sistemática y periódica de su personal, formación y entrenamiento del personal de las residencias, y protección de los riesgos laborales del mismo.
  • Y planes autonómicos de gestión de emergencias y pandemias en residencias de mayores creando el marco para una respuesta más eficaz a los riesgos que se han mostrado tan devastadores.

Este undécimo informe de la Comisión Asesora COVID-19-OMC es un trabajo dinámico y abierto a las aportaciones de profesionales, Administraciones y ciudadanos en general. Para ello se ha habilitado un espacio de comentarios y aportaciones en la web.

Valora este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados (por etiqueta)