alfasigma-7dm


El consumo moderado de café no aumenta la presión arterial ni el riesgo cardiovascular en hipertensos

Durante años se ha pensado que el consumo de café podría tener efectos perjudiciales en la salud de los pacientes hipertensos. Sin embargo, un reciente y completo metanálisis realizado por investigadores del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid concluye que el consumo moderado y habitual de café a largo plazo no se asocia con un aumento de la presión arterial ni incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares en individuos hipertensos.

Tras analizar los estudios realizados para determinar los efectos agudos y a largo plazo de la ingesta de café o cafeína sobre la presión arterial en pacientes hipertensos, los autores de esta revisión sistemática observaron que la administración de entre 200 y 300 mg de cafeína (1,5 ó 2 tazas de café) producía un ligero aumento de la presión arterial sistólica y diastólica durante la primera hora tras la ingesta, que se prolongaba durante al menos 3 horas. Sin embargo, en los estudios sobre los efectos más a largo plazo (2 semanas) del consumo de café no se observó incremento de la presión arterial en los consumidores habituales de café con respecto a los que siguieron una dieta sin cafeína. Tampoco se observaron diferencias comparando el consumo de café normal y de café descafeinado.

Café y enfermedades cardiovasculares

El equipo investigador, formado por Arthur Mesas, Luz León-Muñoz, Fernando Rodríguez-Artalejo y Esther López-García también analizó los resultados obtenidos en siete estudios de cohortes en Estados Unidos, Finlandia y Suecia sobre los efectos del consumo habitual de café en la salud cardiovascular. Los estudios realizados no detectaron un mayor riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular asociada al consumo de café en pacientes hipertensos.

El consumo de café tampoco parece estar relacionado con el riesgo de sufrir un ictus. Si bien uno de los trabajos revisados observó que los pacientes que consumieron grandes cantidades de cafeína -al menos 600 mg al día, lo que equivale a aproximadamente 4 tazas- tenían el doble de riesgo de padecer un ictus en comparación a los no bebedores de café, esta asociación no se observó en otros trabajos anteriores realizados por López García et al y Larsson et al, ni siquiera en los niveles más elevados de consumo (más de 4 tazas al día).

«Con las evidencias científicas actuales podemos concluir que el consumo habitual de café no incrementa el riesgo de hipertensión ni de muerte por enfermedad cardiovascular, incluso en personas con enfermedad coronaria. Sin embargo, las personas con problemas de insomnio, ansiedad o presión arterial no controlada deberían consultar a su médico si pueden tomar café», advierte Esther López.

Valora este artículo
(0 votos)
  • Modificado por última vez en Martes, 23 Abril 2013 06:21

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad