tavanic
alfasigma-7dm

El Clínic cuenta con un programa para la detección y seguimiento de personas que practican ChemSex

La Unidad de VIH-SIDA del Hospital Clínic, dirigida por Josep Mallolas, atiende 200 personas de nueva infección por el virus del VIH cada año. Esto se debe, en parte, a nuevas modalidades de conducta social como el Chemsex, la combinación de relaciones sexuales con el uso de determinadas drogas para potenciar y prolongar la relación. Es por este motivo que se ha creado un programa pionero en Cataluña para la detección y seguimiento de las personas que lo practican. Esta práctica de alto riesgo puede derivar en enfermedades de transmisión sexual, como la sífilis o el VIH, o problemas psicológicos y psiquiátricos graves.

En la Unidad de VIH del Clínic se atiende a 6.500 personas, de las cuales 6.000 son pacientes en tratamiento infectados por VIH. Cada año se suman más de 200 personas de nueva infección, mayoritariamente hombres que tienen sexo con hombres. "Esta tasa de nuevas infecciones es la misma que hace 10-20 años, a pesar de las mejoras en los tratamientos y la información que se tiene sobre la enfermedad", explica Mallolas. "En gran parte se debe a nuevas modalidades de conducta social que actúan como detonante de un aumento claro de la incidencia de enfermedades de transmisión sexual, algunas tratables, como la sífilis, pero otros que no tienen tratamiento curativo como la infección por VIH", añade.

En 2017, la Unidad de VIH del Clínic realizó 1.100 encuestas epidemiológicas anónimas a pacientes con VIH que venían a la consulta. A la pregunta de si habían tomado algún tipo de droga en el contexto de sexo, el 43% reconocieron haberlo hecho y el 25% ya tomaba metanfetamina, mefedrona o GHB.

Es por este motivo que el Clínic ha puesto en marcha un programa para identificar personas que practican Chemsex, dado que esta mezcla de uso de drogas y relaciones sexuales a menudo no se vive como un problema y no suele ser motivo de consulta.

En el programa participa un equipo multidisciplinar formado por médicos y enfermeras de la Unidad de VIH y de Urgencias, psicólogos y psiquiatras. Cuando se detecta un caso, se realiza una visita médica completa, se hace un análisis para identificar enfermedades de transmisión sexual y, según el resultado, se propone una derivación al psicólogo y/o psiquiatra. "Las personas que practican Chemsex vienen con otro problema médico, como enfermedades de transmisión sexual o intoxicaciones. Cuando se les proponen medidas, a menudo te dicen que están bien, que no hay ningún problema", señala. Mallolas.

"Hay que hacer un esfuerzo conjunto para identificar a las personas infectadas no tratadas para que puedan acceder a tratamientos para controlar la infección. Si además, implementamos estrategias de prevención de la infección, conseguiremos un control real sobre la epidemia ", concluye Josep Mallolas, jefe de la Unidad de VIH-SIDA del Hospital Clínic y del grupo de investigación en SIDA e Infección por VIH del IDIBAPS.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más
información

 

 

Comunidad