alfasigma-7dm


La dieta mediterránea puede reducir un 30% el riesgo de infarto e ictus

La dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva extra virgen o frutos secos es capaz de reducir en un 30% el riesgo de infarto de miocardio, ictus o muerte cardiovascular, según han demostrado investigadores españoles tras casi diez años de investigación. El estudio, publicado hoy en The New England Journal of Medicine, supone la culminación exitosa del estudio PREDIMED que arrancó en el año 2003 con una financiación total cercana a los 8 millones de euros, de los cuales casi siete han sido aportados por el Instituto de Salud Carlos III.

Ramón Estruch, que ha coordinado los grupos de PREDIMED desde el Hospital Clínic de la Universidad de Barcelona, ha señalado que este estudio «ha creado marca en el mundo, no solo es el mayor ensayo clínico que se haya hecho en nuestro país, sino que ha permitido crear una base de datos que será un patrimonio esencial para la investigación en nutrición en España durante, al menos, los próximos veinte años. Su relevancia ha traspasado fronteras y ha suscitado un gran interés en todo el mundo».

PREDIMED es el acrónimo de la investigación Efectos de la dieta mediterránea en la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular. El trabajo ha estudiado a largo plazo la intervención nutricional con dieta mediterránea para poder evaluar su eficacia en la prevención primaria de enfermedades cardiovasculares.

Para ello, se ha elaborado un gran ensayo clínico aleatorizado de intervención dietética en personas con alto riesgo cardiovascular. El principal objetivo era averiguar si la dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra o frutos secos evita ─en comparación con una dieta baja en grasa─ la aparición de enfermedades cardiovasculares: muerte de origen cardiovascular, infarto de miocardio y/o accidente vascular cerebral. La principal conclusión fue que la dieta mediterránea, suplementada con aceite de oliva extra virgen o frutos secos, es capaz de reducir en un 30% el riesgo de infarto de miocardio, ictus o muerte cardiovascular. 

Para sostener esta conclusión, durante diez años 19 grupos científicos de Andalucía, Baleares, Canarias, Cataluña, Navarra, País Vasco y Valencia recabaron más de 20 millones de datos procedentes de 7.447 personas asintomáticas pero con alto riesgo cardiovascular. Las edades de los participantes se comprendieron entre los 55 y 80 años y el período medio de seguimiento fue de 5 años.

Los participantes fueron asignados al azar a 3 dietas. Dos de ellas eran dietas mediterráneas, ricas en grasa vegetal, una suplementada con aceite de oliva virgen extra y otra con frutos secos. El tercer grupo fue asignado a la dieta convencional recomendada para la prevención cardiovascular, una dieta baja en todo tipo de grasas. Durante todo el estudio a los participantes asignados a cada uno de los dos grupos de dieta mediterránea se les entregaron gratuitamente aceite de oliva virgen extra (un litro por semana) o frutos secos (30 gramos al día, 15 gramos de nueces, 7,5 gramos de almendras y 7,5 gramos de avellanas). Junto a los beneficios de la dieta con nueces, el estudio mostró que la dieta suplementada con aceite de oliva virgen extra también reducía el riesgo de enfermedades cardiovasculares en un 30%.

Durante una media de 5 años, los participantes en el estudio fueron visitados cada 3 meses por un dietista y participaron en sesiones educativas en grupo, recibiendo descripciones detalladas de la dieta mediterránea o baja en grasa y de los alimentos que contienen, además de listas de compra, menús y recetas adaptadas al grupo de dieta que les correspondía y a la estación del año.

Además de la subvención por parte del ISCIII, PREDIMED ha contado también con el apoyo financiero del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, Fundación Mapfre 2010, Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, departamento de Salud Pública de la Consejería de Salud de Cataluña, Generalitat Valenciana y Gobierno de Navarra.

La importancia de la Dieta Mediterránea es algo reconocido en todo el mundo por organismos de primer orden. Así, la UNESCO la elevó en 2010 a la categoría de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Valora este artículo
(1 Voto)
La dieta mediterránea puede reducir un 30% el riesgo de infarto e ictus - 5.0 out of 5 based on 1 vote

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad